Noticia

Comparte

29 diciembre, 2015

Reconocen a Cristóbal Marte en Nueva York‏

Santo Domingo.  El Concejo de la Ciudad de Nueva York ha reconocido al dominicano Cristóbal Marte Hoffiz, Presidente de NORCECA y Primer Vicepresidente Ejecutivo de la FIVB, como ciudadano destacado por sus muchos años de servicios a la comunidad.

La ceremonia se llevó a cabo hace pocos días en Nueva York y fue presidida por el Lic. Ydanis Rodríguez, miembro del Concejo de la ciudad de Nueva York, cuya representación incluye el área de Washington Heights, una sección mayormente habitada por personas de origen latinoamericano.

El certificado presentado a Marte Hoffiz por el Ayuntamiento newyorquino se ha establecido para reconocer a las personas “que dan un servicio ejemplar a sus comunidades, ya sea a través de la participación en programas de voluntariado, a través de la realización personal única en su profesión u otras actividades o simplemente a través de una vida ejemplar de buena ciudadanía”.

Marte Hoffiz, quien ha sido presidente de la Confederación NORCECA de Voleibol desde 2001, ha contribuido a desarrollar el deporte en la región con iniciativas para promover el voleibol y el voleibol de playa siguiendo la filosofía de inclusión y equidad.

También ha estado a cargo del programa femenino de la Federación Dominicana de Voleibol desde 1992 y bajo su liderazgo, pasión y devoción los equipos dominicanos han alcanzado reconocimiento internacional coronado por el título en el Campeonato Mundial Sub-20 de la FIVB de este año en Puerto Rico.

El certificado señala que “dicho servicio, que es verdaderamente el alma de la comunidad, a menudo pasa desapercibido y sin recompensa”.

Un visiblemente emocionado Marte Hoffiz expresó su agradecimiento y satisfacción por el homenaje, sobre todo que fue promovido por un miembro del Concejo de la ciudad de Nueva York nacido en la República Dominicana.

“Este es uno de los momentos más felices de mi vida y permanecerá indeleble en mi mente por el resto de mis años”, dijo. “Nueva York es considerada por muchos como la capital del mundo, pero también es la segunda ciudad más grande en población de mi país en la que más de 1,5 millones de dominicanos o sus descendientes están haciendo su vida”.

“Realmente aprecio este tipo de honor y estoy especialmente agradecido a todos los que lo hicieron posible. ¡Que Dios los bendiga a todos!”