Noticia

Comparte

13 noviembre, 2018

Discusión entre Durant y Green dispara alarmas en Golden State

ESPN.– Un furioso intercambio entre Kevin Durant y Draymond Green llegó hasta el vestuario de los Golden State Warriors el lunes por la noche en Los Ángeles, donde algunos compañeros de equipo se enfrentaron a Green por su decisión en la jugada final en el tiempo de reglamentario, dijeron fuentes de la liga a ESPN.

Después de la derrota 121-116 en tiempo extra ante LA Clippers, algunos testigos describieron el intercambio a puerta cerrada como uno de los más intensos de esta era de los Warriors. No se tuvo que separar a nadie, ningún jugador dejó su asiento y no hubo ningún indicio de conflicto físico en el escenario, dijeron las fuentes.

La inminente agencia libre de Durant aumenta la sensibilidad de la agitación.

La organización está tomando en serio las consecuencias de la confrontación del lunes por la noche, pasando el martes trabajando en los problemas que pueden haber sido creados, o incluso avanzados, dentro de la dinámica del equipo, dijeron las fuentes de la liga.

Los compañeros de equipo discutieron con Green sobre su elección en los momentos finales para mantener el balón en lugar de pasarle a Durant para intentar un tiro ganador, dijeron las fuentes. Mientras tanto, Green se defendió con fuerza, lo que ayudó a aumentar el volumen en la sala, indicaron las fuentes.

Durant se mostró visiblemente molesto cuando Green logró un rebote defensivo en los momentos finales del juego empatado y dribleo el balón en la cancha antes de perder el control sin realizar un solo tiro. Durant fue visto aplaudiendo, una llamada aparente para recibir la pelota.

Ninguno de los jugadores se dirigió a los medios de comunicación después del juego, pero el veterano armador Shaun Livingston restó importancia al caluroso intercambio.

“Sólo espíritu de equipo”, dijo Livingston. “Espíritu de equipo. Ellos querían un resultado diferente al que ocurrió. Obviamente, Dray tenía la intercepción, los muchachos podrían haber pensado que estaban abiertos o querían la pelota, y no la consiguieron. Las cosas suceden así en los deportes. Pero fue bueno ver un poco de fuego, algo de emoción”.