Noticia

Comparte

22 abril, 2020

ARod y Alfonso Soriano, dominicanos del exclusivo club 40-40

Uno de los grupos más exclusivos de la historia de las Grandes Ligas es el Club de los 40-40, haciendo referencia a conectar cuarenta cuadrangulares y a robar la misma cantidad de bases en una temporada, convirtiéndose este en uno de los retos de poder y velocidad más complicados del béisbol.

En la actualidad, solamente cuatro jugadores han logrado la hazaña, entre los que se encuentran los dominicanos Alfonso Soriano y Alex Rodríguez. Los otros miembros del grupo son el legendario Barry Bonds, quien lo logró en 1996 y José Canseco en el 1988.

Alex Rodríguez logró conseguir la hazaña en 1998 cuando jugaba para los Marineros de Sattle. En dicha temporada, Alex conectó 42 cuadrangulares y se estafó 46 bases, convirtiéndose en el tercero en la historia que alcanzaba ambas cifras. Rodríguez lo hizo durante la noche del 19 de septiembre, en un enfrentamiento en contra de los Angelinos. ‘ARod’ sería nombrado como el ganador del Bate de Plata como campo corto, invitado al Juego de Estrellas y quedaría ubicado entre los 10 mejores en la votación por el premio de Jugador Más Valioso ese año. Culminó la temporada con un promedio de bateo de .310, un porcentaje de embasarse (OBP) de .360, un porcentaje de slugging de .560, para un OPS (OBP + SLG) de .919.

Alfonso Soriano fue el último jugador en unirse al selecto grupo. Tras un intento fallido en 2002, cuando se quedó con 39 cuadrangulares y 41 bases robadas con los Yankees de Nueva York, el Nativo de San Pedro de Macorís alcanzó la meta en el año 2006, cuando militaba con los Nacionales de Washington.

El 16 de septiembre del referido año, Soriano se estafó su base número 40 durante un enfrentamiento contra los Cerveceros de Milwaukee. Terminaría su año con un premio de Bate de Plata en su primera temporada como jardinero, sexto en la votación para el Jugador Más Valioso y sería invitado al Juego de Estrellas. Bateo para un promedio de .277 en 159 partidos disputados, con un OBP de .351, un OPS de .560, buenos para un OPS de .911.

Es importante destacar que en 2002 hubo otro dominicano que estuvo sumamente cerca de unirse al selecto club, al quedarse apenas a un cuadrangular de lograrlo. Vladimir Guerrero conectó 39 cuadrangulares y se estafó 40 bases en el año. ‘Vlad’ culminaría su temporada como cuarto en la votación del premio al Jugador Más Valioso, invitado al Juego de Estrellas y premiado con el bate de plata, terminando en el quinto lugar en cuadrangulares en la Liga Americana.

La dificultad para unirse al Club de los 40-40 es más que evidente, dada la ínfima cantidad de jugadores que han podido lograr llegar a las cifras de cuadrangulares y bases robadas necesarias. Sin embargo, en tiempos donde están apareciendo más atletas con grandes dotes físicos, sumado al aumento en la frecuencia y cantidad de cuadrangulares conectados por año, aparenta ser cuestión de tiempo para que tengamos la oportunidad de ver unirse a otro jugador. Mientras tanto, Soriano y Rodríguez colocaron a los dominicanos, una vez más, en la historia de las Grandes Ligas.

Noticias más leídas