Noticia

Comparte

22 julio, 2020

Así están los atletas que sueñan con Tokio, a pesar del coronavirus

(EFE).- Cuatro meses después de llegar a América la pandemia del nuevo coronavirus centenas de deportistas de la región con cupo asegurado en los Juegos Olímpicos o el sueño intacto de llegar a Tokio aún luchan contra el tedio, el miedo y las limitaciones para continuar sin pausa sus entrenamientos desde casa.

Otros, más privilegiados, han recibido autorización para retomar su preparación en coliseos, canchas, pistas y piscinas, y otros tantos han encontrado la posibilidad de viajar al exterior en busca de mejores condiciones para poder vivir en Tokio el sueño que este 23 de julio estará a un año de hacerse real.

La carrera contra el tiempo y la COVID-19 ya se abrió y no hay tiempo para pensar que este 24 de julio se estarían inaugurando los Juegos Olímpicos de 2020.

Esta es la última radiografía, país por país, del deporte olímpico en América de cara a Tokio 2021.

En Argentina, el Gobierno permitió a los deportistas clasificados para los Juegos Olímpicos volver a entrenarse a mediados de junio con estricto cumplimiento de rigurosos protocolos, luego de estar casi tres meses sin poder practicar fuera de sus casas.

Con la mayoría del país todavía en cuarentena, los futbolistas no regresaron a las prácticas por falta de autorización.

Los deportistas de Bolivia clasificados hoy: los nadadores Karen Torres y Gabriel Castillo, y la marchista Ángela Castro, cumplen “trabajo de mantenimiento en casa”, por lo que no se están entrenando al nivel requerido para los Juegos Olímpicos, dijo a Efe el presidente del Comité Olímpico (COB), Marco Arze.

El COB espera que las autoridades sanitarias aprueben los protocolos para que estos y los que tienen posibilidades de calificar retomen sus entrenamientos.

En Brasil, el Comité Olímpico (COB) comenzó a enviar este mes a Lisboa y en forma escalonada hasta diciembre a unos 200 deportistas, aproximadamente el 80 % de su delegación total, que buscan cupo en Tokio, o ya lo tienen asegurado. De esta forma se busca garantizar un ambiente seguro y aislado de los riesgos del contagio con el nuevo coronavirus.

En Chile al menos 200 deportistas recibieron a mediados de julio un permiso especial para desplazarse a sus lugares de entrenamiento a pesar de las cuarentenas y restricciones en diversas zonas del país. Además, el 80 % de los 15 atletas ya clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio salieron del país para entrenar en países menos afectados por el nuevo coronavirus.

En Costa Rica el Gobierno autorizó los permisos para los entrenamientos de diversas disciplinas deportivas que cumplan con protocolos sanitarios y de distanciamiento adecuados a cada una de ellas.

En Colombia los deportistas, a excepción de los ciclistas, han pasado la mayor parte de la cuarentena en casa. Sin embargo, 180 de ellos viajaron el 19 de julio a Madrid para entrenarse en Europa, entre ellos la bicampeona olímpica de BMX, Mariana Pajón.

El atleta Anthony Zambrano, actual subcampeón mundial de los 400 metros, no pudo hacerlo porque no recibió a tiempo los resultados de su prueba.

Cuba tiene 41 clasificados en 8 disciplinas y tras ejercitarse en sus casas durante el periodo de confinamiento está previsto su retorno a los entrenamientos el 15 de agosto, con la prioridad de prepararse y reincorporarse a sus calendarios competitivos en el exterior, específicamente a los eventos preolímpicos programados entre febrero y junio de 2021.

Los 229 deportistas del Plan de Alto Rendimiento de Ecuador, entre los ya clasificados y los que buscarán acceso a Tokio 2021, volvieron a los entrenamientos el 18 de mayo con estrictos controles de bioseguridad.

En Guatemala, los 10 deportistas clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio se entrenan desde sus hogares al igual que todos los deportistas de alto nivel, pues las autoridades mantienen desde el 13 de marzo la prohibición de realizar actividades físicas en el exterior mientras el virus continúa su crecimiento en el país centroamericano.

En Honduras los pocos deportistas olímpicos han permanecido en sus casas, en su comunidad de origen desde marzo, cuando comenzó a expandirse la pandemia. Se trata de figuras en levantamiento de pesas, taekwondo y lucha.

México tiene ya clasificados a más de la mitad de los 150 competidores que formarán su delegación a Tokio 2021. La mayoría se mantuvo entrenándose en sus casas en los últimos meses, pero en julio ha comenzado a percibirse la vuelta a la normalidad con actividades en los mismos escenarios de competición.

En Panamá, en donde se mantiene un control de salida a las calles por cédula y género, los competidores han mantenido un plan de entrenamiento en sus respectivas casas mientras el Comité Olímpico (COP) espera luz verde del Ministerio de Salud para volver a las prácticas en los mismos escenarios.

Los deportistas que buscan cupos a Tokio, así como sus federaciones, deben presentar un plan de trabajo seguro para llegar a las competiciones clasificatorias. Otros se encuentran entrenando fuera del país.

Paraguay vive el privilegio de tener al grueso de sus deportistas de primer orden preparándose en canchas y pistas oficiales. El maratonista Derlys Ayala se entrena en Ciudad del Este y en su agenda está completar en noviembre su preparación en Colombia, si es posible.

La atleta Camila Pirelli se prepara en la sede del Comité Olímpico Paraguayo, un privilegio que también tienen la tenista Verónica Cepede, los nadadores Benjamín y Charles Hokin, Renato Prono y Matías López; la boxeadora Minerva Montiel, el esgrimista Montserrat Viveros. El golfista Fabrizio Zanotti practica en casa y en Miami su colega Julieta Granada. las cartas en Remo cuentan para su trabajo con la Bahía de Asunción.

En Perú son al menos 15 los deportes olímpicos que han vuelto a los entrenamientos con un grupo reducido de deportistas, pero entre ellos aún no está el atletismo, y maratonistas como Gladys Tejeda e Inés Melchor siguen entrenándose en sus casas. Huancayo, cuna de los grandes fondistas de Perú, mantiene un estricto confinamiento.

República Dominicana ha clasificado hasta el momento a los Juegos Olímpicos de Tokio a dos atletas de ecuestre que se están entrenando; a tres de taekwondo, que realizan rutinas en sus casas, y al equipo femenino de voleibol, que aún no ha sido llamado a entrenamientos.

En Uruguay, que por el momento solo tiene a tres regatistas clasificados para Tokio, la gran mayoría de los competidores de élite ya están en actividad, y para ellos se han destinado “apoyos económicos por varias vías”, dijo a Efe el presidente del Comité Olímpico y de la Federación Internacional de Natación, Julio César Maglione.

La excepción viene de la natación porque en Montevideo no están habilitadas las piscinas.

Venezuela cuenta con 19 clasificados y otros 95 con posibilidades, pero la mayoría de ellos apenas cumple entrenamientos en casa, como es el caso de la cuatro veces campeona del mundo de triple salto, Yulimar Rojas, que reside en España, o la esperanza de podio en el salto con pértiga, Robeilys Peinado.

El Comité Olímpico Venezolano ha propuesto establecer, en cuanto sea posible, un centro de entrenamientos en el extranjero para concentrarlos y elevar su preparación.