Noticia

Comparte

14 febrero, 2021

Austriaco Vincent Kriechmayr también ganó el oro en el descenso

(EFE). El austriaco Vincent Kriechmayr, que el jueves había capturado oro en el supergigante, se proclamó campeón del mundo de descenso en los Mundiales de esquí alpino de Cortina d’Ampezzo (Italia), donde este domingo se anotó también la prueba reina.

Kriechmayr, de 29 años, cubrió los 2.610 metros de la nueva pista ‘Vertigine’ de la citada estación de los Dolomitas en un minuto, 37 segundos y 39 centésimas, sólo una menos que el tiempo del alemán Andreas Sander, sorprendente medallista de plata en una prueba en la que el suizo Beat Feuz -a 18 centésimas del ganador- capturó el bronce.

Con la victoria de este domingo, Kriechmayr se convirtió en el primer esquiador en hacer un ‘doblete’ de velocidad en unos Mundiales desde que el estadounidense Bode Miller ganase oro tanto en el descenso como en el supergigante de los campeonatos que tuvieron lugar en Bormio (Italia) en 2005.