Noticia

Comparte

5 julio, 2020

Barcelona disfruta su mejor noche; Real Madrid se acerca al título

ESPN.- Luego de tres empates seguidos y cederle el primer puesto al Real Madrid, el Barcelona disfrutó de su mejor noche después del retorno de LaLiga Santander.

Los comandados por Quique Setién sacaron una victoria importante en el Madrigal, goleando (1-4) al Villarreal en la  mejor actuación colectiva del equipo.

Sentenció en la primera parte, con un autogol afortunado, una rosca excelente de Luis Suárez y una vaselina soberbia, rozando el descanso, de Griezmann. Liderado por un Messi que, por fin, encontró el mejor apoyo de sus compañeros, en un partido global muy destacado y que dejó sin respuesta a un Villarreal que, invicto y lanzado desde que regresó la competición, sufrió un golpe terrible, consumado en la recta final por Ansu Fati, al que da la sensación que le sobran los minutos para hacerse ver. Ya suma seis goles en el campeonato.

Retocando el once Setién sorprendiendo al desplazar de la alineación a Riqui Puig, colocando en el centro a Sergi Roberto y devolviendo la titularidad, como era esperado, a Griezmann. El todavía campeón se plantó en el partido con un convencimiento no visto en los últimos partidos.

Sacó provecho muy rápido, apenas en cuatro minutos, de la autopista que encontró Jordi Alba por su banda, beneficiándose del error en el despeje de Pau Torres a un centro raso que buscaba a Griezmann y que se coló en propia portería en el primer remate. No se perjudicó por el gol, golazo, rápido en la contestación de Gerard Moreno y con sendas asistencias de Messi marcó antes del descanso dos goles más, extraordinarios, de Suárez y el propio Griezmann.

Sufrió, sí, en defensa el Barça aunque ello no puede considerarse una novedad, pero a los problemas que le provocó la revoltosa pareja formada por Moreno y Alcácer, en colaboración con el incansable Cazorla, respondió con una actuación coral extraordinaria y en la que destacó de sobremanera Sergi Roberto.

Para entonces, sin embargo, la superioridad del equipo azulgrana ya era incontestable, con un Messi feliz y cómodo por los apoyos que encontraba tanto en Sergi como en Griezmann, segundo atacante junto a Suárez pero que se multiplicó en las ayudas desde la segunda línea.

A la victoria, polémica y con sabor a, casi, definitiva del Real Madrid en San Mamés repondió el Barça mostrando, por fin, un juego convincente, sabiendo en todo momento llevar el pulso del partido. Ahora pausa, ahora aceleración, ahora contragolpe, ahora combinación… Presionando muy arriba y ahogando a un Villarreal que si le plantó cara durante la primera hora de partido, a partir de ahí llegó a quedar a merced, casi rendido, a una superioridad aplastante del conjunto de Setién.

La segunda mitad, la última media hora, fue prácticamente un paseo del Barcelona, al que se le anuló un gol de Messi por fuera de juego previo de Arturo Vidal tras una jugada colectiva sensacional en pleno aplastamiento y cuando ya no existía duda acerca de qué lado iba a caer la victoria.

Acabó cayendo ese cuarto gol, por obra y gracia de Ansu Fati, tras una jugada personal magnífica, tanto en el recorte como en el disparo. Un gol para redondear la goleada y recuperar, aunque sea por días, la alegría.

No hubo, casi nunca, sospecha de que el Barça sumaría los tres puntos. Lo hizo, disfrutando de su mejor jornada desde la llegada de Quique Setién al banquillo.

——–

Penal de Ramos acerca al Real Madrid al título

Sergio Ramos firmó su quinto gol desde la reanudación y el Real Madrid derrotó el domingo 1-0 al Athletic Bilbao, acercándose a su primer título de La Liga española en tres años.

El Madrid se impuso por segundo partido en fila gracias a un penal acertado por Ramos, enlazando su séptima victoria tras la reanudación después de un parón de un trimestre debido a la pandemia por el coronavirus. Los merengues abrieron una ventaja provisional de siete puntos sobre su perseguidor inmediato Barcelona, que más tarde visita al quinto Villarreal.

Al Madrid le quedan cuatro partidos por disputar para asegurar su primer título de liga desde 2017.

Ramos convirtió la falta a los 73 minutos, después de que el árbitro José Luis González recurrió al videoarbitraje para determinar si se cometió una falta sobre Marcelo en un pisotón de Dani García.

“Da igual quien meta el gol, quien sea el protagonista cada partido, lo importante es sumar de tres en tres y seguir primeros en la tabla y depender de nosotros, que afortunadamente es así, y ya después vienen los premios individuales”, comentó Ramos, quien totaliza 10 goles en el campeonato y cinco después de la reanudación del curso.

Ramos venía de anotar el tanto de la victoria desde el punto de penal en el 1-0 ante Getafe el jueves. El capitán merengue marcó goles en otros tres partidos desde que el torneo se reanudó el mes pasado.

——-

El Leganés de Javier Aguirre manda virtualmente al Espanyol a Segunda

El Leganés, con un gol de Silva en el minuto 53, agitó un partido muy gris por parte de ambos conjuntos en el RCDE Stadium y dejó sin puntos al Espanyol, que actualmente está a once de la permanencia y a un paso de certificar matemáticamente el descenso a Segunda División.

Las urgencias eran claras para ambos conjuntos. También el miedo a fallar. El choque empezó sin riesgos, con un ritmo lento, calibrando las opciones y esperando el error del rival. El Leganés, con línea de cinco atrás, cedió parte del protagonismo al anfitrión, que intentaba buscar hueco en la muralla de Aguirre.

Los dos equipos tenían dificultades para crear peligro en el área rival. El Leganés tanteaba el área de Diego López con centros laterales y algún disparo aislado de Siovas. En el Espanyol, Raúl de Tomás, que sufrió un golpe en la cabeza, no encontraba el camino del área. No había sensación de peligro en el RCDE Stadium.

Solo Wu Lei puso algo de emoción en el descuento de la primera mitad. El extremo chino tuvo una ocasión muy clara después de un centro lateral, pero la zaga del Leganés impidió un remate muy peligroso para Cuéllar. Ninguno de los equipos pudo romper el equilibrio en el marcador en los 45 minutos iniciales.

En la reanudación, el encuentro se agitó. Wu Lei seguía bajo los focos y pudo marcar un tanto que el colegiado anuló por un ajustado fuera de juego. Minutos después, Rubén Pérez probó fortuna con un latigazo desviado, pero fue Jonathan Silva el que se llevó el premio en el feudo blanquiazul.

El futbolista firmó el único tanto del choque en el minuto 53 tras deshacerse de los dos centrales del Espanyol. Diego López no pudo hacer nada para evitar el 0-1. En la siguiente acción, Raúl de Tomás intentó empatar el partido de falta directa, aunque Cuéllar estuvo atento al disparo.

Rufete movió el banquillo buscando soluciones y apostó por un doble cambio ofensivo: entraron Vargas y Calleri por Wu Lei y Pedrosa. El cuadro catalán, tocado por el tanto visitante, fue recuperando el dominio del balón paulatinamente, pero no llegó a inquietar al Leganés, que disfrutaba de su ventaja en el luminoso sin riesgos.

Raúl de Tomas tuvo una de las oportunidades más peligrosas para los suyos, pero el gol fue anulado por fuera de juego en el minuto 70. Los compases finales transcurrieron sin excesivas opciones para el Espanyol, con uno menos tras la expulsión de Calleri.

En el descuento, el Leganés se encerró atrás y aguantó. Incluso asustó en alguna contra.