Noticia

Comparte

27 abril, 2020

El boxeo sigue en Nicaragua pese a la pandemia; celebran cartelera

Nicaragua es uno de los países en los que no se ha detenido el fútbol pese a la pandemia del coronavirus, pero no se trata del único deporte que sigue adelante en este estado centroamericano.

El pasado sábado 25 de abril se llevó a cabo una controvertida velada de boxeo en la capital, Managua, que atrajo el interés internacional más por realizarse en mitad de la crisis sanitaria que por el nivel de los combatientes. Se desarrolló entre excepcionales medidas de seguridad, aunque han surgido multitud de críticas de las que el promotor, el excampeón del mundo Rosendo Álvarez, se defendió explicando que “los púgiles necesitan comer”.

La velada atrajo el interés internacional más por el hecho de que tuviera lugar en mitad de la crisis sanitaria global que por el nivel de los púgiles. Nicaragua es uno de los países en los que el deporte no se ha detenido pese a la pandemia.

El gobierno del país promocionó el evento y la entrada era gratuita para los espectadores, aunque la respuesta del público no fue la esperada debido al miedo al Covid-19.

A todos los asistentes se les tomaba la temperatura a las puertas del Complejo Deportivo Alexis Argüello de Managua, donde tuvo lugar la velada.

El uso de mascarilla era obligatorio para todos los asistentes, que en las gradas debían guardar una distancia superior a un metro.

El público también tuvo que desinfectar sus manos y sus zapatos para poder acceder al recinto.

Los propios púgiles saltaron al ring con la mascarilla puesta, que solo se quitaron una vez comenzó la pelea.

El día anterior, durante la ceremonia del pesaje, los boxeadores también tuvieron que utilizar mascarillas, aunque se les permitió realizar el tradicional enfrentamiento.

En el vestuario antes de saltar al ring tanto los púgiles como todos los miembros de su equipo debían llevar la mascarilla.

La chica del ring también lucía mascarilla a la hora de anunciar el inicio de cada asalto.

Un equipo médico estuvo presente en todo momento durante la velada, aunque afortunadamente su intervención no fue necesaria.

Una vez comenzaban los combates (se llevaron a cabo un total de ocho durante la velada), estos se desarrollaban con normalidad, aunque los árbitros usaron guantes y mascarillas.

El presentador de la velada, así como todos los periodistas, fotógrafos y miembros del personal que participaban en ella, también estaban obligados a llevar la mascarilla.

Pese a las excepcionales medidas de precaución, ha habido muchas críticas por la organización de la velada. El promotor era Rosendo Álvarez, excampeón mundial de boxeo, que salió al paso de ellas. “Nicaragua es un país pobre y los púgiles tienen que comer. No pueden quedarse encerrados en su casa”, afirmó.

En Nicaragua no se ha decretado la cuarentena ni se ha adoptado ninguna medida de distanciamiento social. Según las cifras oficiales del Ministerio de Salud, al 27 de abril han fallecido tres personas y todas ellas provenían del exterior.

Noticias más leídas