Noticia

Comparte

29 agosto, 2020

Cantlay y McIlroy comparten liderato con un golpe de ventaja

Olympia Fields (Illinois, EE.UU.). (EFE).- El estadounidense Patrick Cantlay y el norirlandés Rory McIlroy, con 139 golpes (-1), comparten el liderato del torneo BMW Championship, incluido en el circuito de la PGA, tras completarse este viernes la segunda ronda.

Cantlay entregó tarjeta de 68 golpes (-2) después de tener un recorrido lleno de contrastes con un eagle, cuatro birdies, un doble bogey y otros dos bogeys.

De la misma manera actuó McIlroy que necesitó 69 impactos (-1) para completar el recorrido en el Olympia Fields Country Club, con cinco birdies, y cuatro bogeys, que le permitió ocupar el primer puesto y compartir liderato.

El japonés Hideki Matsuyama, que había salido como líder, no pudo mantenerse en el primer lugar, acabó el recorrido con 73 (+3) y quedó segundo, junto con el estadounidense Dustin Johnson, actual número uno del mundo, quien entregó tarjeta de 69 (-1), para sumar 140 golpes (par) cada uno.

El español Jon Rahm, número dos de mundo, mejoró su recorrido con relación a la primera ronda y su registro de 71 golpes (+1) -dos birdies y tres bogeys- le permitió sumar 146 impactos (+6) y compartir el trigésimo noveno puesto.

El chileno de 21 años, Joaquín Niemann, con tarjeta de 71 (+1) sumó 143 golpes (+3) y comparte el decimotercer lugar con otros nueve jugadores.

Niemann, que hizo tres birdies y cuatro bogeys, es el mejor clasificado de los cuatro golfistas latinoamericanos que compiten en el torneo.

Los mexicanos Abraham Ancer y Carlos Ortiz acabaron ambos con tarjeta de 74 golpes (+4) y comparten el vigésimo tercer puesto (144, +4).

Mientras que el colombiano Sebastián Muñoz, entregó tarjeta de 75 golpes (+5) para sumar 145 (+5) y ocupar el trigésimo.

La decepción de la jornada volvió a ser el legendario estadounidense Tigers Woods, quien acabó el recorrido con tarjeta de 75 (+5) y sumó 148 golpes (+8), bajando 20 puestos para quedar en el 55, , y muy alejado de los 30 primeros que dan derecho a estar en el último torneo de la FedEx Cup, que reparte premios de 15 millones de dólares.