Noticia

Comparte

14 octubre, 2020

COI rechaza versiones haber interferido en investigación francesa

GINEBRA (AP). El Comité Olímpico Internacional rechazó el viernes las versiones según las cuales su presidente Thomas Bach intervino para ayudar a que un dirigente del organismo se mantuviera alejado de Francia, donde se investigaba si estaba implicado en un caso de corrupción.

Mediante un comunicado, el COI consideró erróneo un reporte del diario alemán Süddeutsche Zeitung, el cual señaló que Bach contradijo una promesa de cooperar plenamente con los fiscales en París encargados de casos relacionados con el deporte.

El rotativo publicó parte de un comunicado del exintegrante del COI Frank Fredericks. De acuerdo con ese texto, Bach dijo a Fredericks que “debía ser cuidadoso de no ir a Francia” en marzo de 2017, cuando se reveló un supuesto pago de sobornos.

Fredericks fue acusado por los fiscales financieros de Francia hace tres años, por un pago de 299.300 dólares que recibió en octubre de 2009, justo en el día en que los miembros del COI eligieron a Río de Janeiro como sede de los Jueos Olímpicos de 2016.

Días después de que se reveló el pago, Fredericks, cuatro veces medallista olímpico de plata, fue relevado de sus funciones en el COI, incluida su participación al frente de un panel que evaluaba las candidaturas de París y Los Ángeles para albergar los Juegos de 2024.

Entre los primeros reportes de la prensa y la suspensión provisional, Fredericks habló por teléfono con Bach, el 4 de marzo de 2017 y más tarde con la directora de ética del COI, Paquerette Girard Zappelli, informó el Süddeutsche Zeitung, que citó notas supuestamente escritas en su momento por el dirigente investigado.

“Ella (Girard Zappelli) me dijo entonces que el presidente (Bach) le llamó para informarle que planeo volar a Europa y que debería cuidarme de no ir a Francia”, escribió Fredericks acerca de la llamada que habría hecho desde su residencia en Namibia, su país natal.

El COI dio una explicación distinta a la interpretación hecha por el periódico sobre las llamadas telefónicas.

“No hubo una orden del presidente del COI, sino que (Girard Zapelli) recomendó al señor Fredericks… no continuar con sus preparativos para el Comité de Evaluación del COI a París mientras estuvieran pendientes estas acusaciones”, indicó el organismo internacional en un comunicado.

Fredericks, velocista que fue segundo en las finales de los 100 y 200 metros en los Juegos Olímpicos de 1992 y 1996, ha negado cualquier acto indebido. Afirma que el dinero era para un trabajo de consultoría con el órgano rector del atletismo, conocido entonces como IAAF.