Noticia

Comparte

30 septiembre, 2020

Consejo Superior de Deportes activa el plan ‘Concentrados en Tokio’

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha activado la Fase Cero del plan Concentrados en Tokio’ en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid debido al “deterioro de la situación epidemiológica” por la COVID-19, y ha pedido a los deportistas que limiten los contactos fuera de dichas instalaciones. Estas medidas se toman “con el objetivo de proteger y garantizar” los entrenamientos de los deportistas olímpicos y paralímpicos que han ganado su plaza para los Juegos de Tokio 2020 o pendientes de lograr la clasificación, indica en un comunicado.

El CAR de Madrid se encuentra en un distrito sanitario que actualmente cuenta con una incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos quince días, “un límite que evidencia la necesidad de actuar. Si conseguimos crear en las instalaciones una burbuja, lograremos proteger la salud de nuestros deportistas, la salud de las personas con las que se relacionan y, en último término, su actividad y entrenamientos”, manifestó la presidenta del CSD, Irene Lozano. Desde esta misma semana, y en virtud de esa llamada Fase Cero del plan ‘Concentrados en Tokio’, se han establecido más turnos de entrenamiento para los más de 700 usuarios habituales de las instalaciones; se ha limitado aún más el uso de vestuarios; y se han redoblado los controles de seguridad para evitar que se produzcan contactos estrechos de más de seis personas en el perímetro, en línea con las normas vigentes en la Comunidad de Madrid.

El reforzamiento de la seguridad incluye una recomendación expresa que la propia Irene Lozano ha hecho este martes, vía telemática, a los deportistas para que limiten “a lo esencial” su actividad fuera de las instalaciones del CAR y de la Residencia Blume, donde en la actualidad residen más de 200 hombres y mujeres. De la misma forma, y a través de la subdirección de Promoción Deportiva, se han iniciado los trámites para la inminente adquisición de dos máquinas para hacer pruebas de detección de la COVID-19 con la rapidez que requiere la práctica deportiva en el CAR, que en ocasiones, y pese al uso generalizado de mascarilla, se produce en equipo. El coste de esas dos máquinas, con capacidad para arrojar resultados de test PCR y de antígenos, asciende a 10.000 euros. Estas pruebas solo se efectuarán bajo criterio estrictamente médico.

“Necesitamos que volváis a ser ejemplares”

‘Concentrados en Tokio’ ha sido concebido para proteger la práctica deportiva de los deportistas olímpicos y paralímpicos y evitar las consecuencias más duras de la pandemia. La altísima incidencia de la enfermedad y el confinamiento provocaron, en marzo, el parón de los entrenamientos que ahora que quiere evitar. El plan del CSD cuenta, igualmente, con varias fases de aplicación y medidas más o menos restrictivas en función de la evolución de la situación epidemiológica. Este plan cuenta con cerca de 800 plazas en los CAR de Madrid, Sierra Nevada y San Cugat, así como en el resto de instalaciones que integran la Red de Centros de Alto Rendimiento y Tecnificación clasificados por el CSD.

Según la estimación hecha por el CSD y las propias federaciones, deportes como atletismo requerirían de 50 plazas, natación de más de 60, o 40 para deportes para ciegos. Lozano ha explicado los términos de las nuevas normas a los deportistas, a quienes además ha agradecido su “comportamiento ejemplar y entereza” durante la pandemia, cuando se quedaron sin poder practicar deporte. “Hemos considerado que era el momento de activar el plan ‘Concentrados en Tokio’ para poder garantizar que sigáis entrenando pese a las dificultades que impone la pandemia. Os necesitamos. Necesitamos que volváis a ser ejemplares, como en primavera. Os pido que no abandonéis las instalaciones salvo que sea estrictamente indispensable, para proteger vuestra salud, para proteger a vuestras familias y a las personas vulnerables que os puedan rodear y, además, proteger vuestros entrenamientos y vuestro trabajo”, les exhortó la presidenta del Consejo.