Noticia

Comparte

20 febrero, 2020

Dellin Betances, nuevo capítulo en la misma ciudad

ESPN.- Si hubo un momento en el tiempo en que Dellin Betances, nacido y criado en Nueva York, había llegado a las Grandes Ligas para quedarse, fue el 15 de mayo de 2014 en el Citi Field. Como relevista de 26 años para los New York Yankees, Betances desconcertó a los bateadores de los New York Mets Daniel Murphy, David Wright, Curtis Granderson, Chris Young, Lucas Duda y Ruben Tejada, ponchando a los seis en fila para terminar 2⅓ entradas perfectas en la victoria de los Yankees 1-0.

El largo camino de Betances hacia las Grandes Ligas en el Bronx lo había llevado a través de Washington Heights, donde creció; el Lower East Side, donde fue criado; y Brooklyn, donde aprendió a jugar béisbol. Y ahora ese camino conduce a Queens, todavía en las mayores, pero ahora con los Mets.

No fue hasta la primavera de 2014 que Betances mostró la consistencia necesaria para asegurar un lugar en el bullpen de los Yankees en la lista del Día de Apertura. Eso en sí mismo fue un gran avance, ya que era considerado un cotizado prospecto, pero las acciones de Betances disminuyeron entre su debut en 2011 y el 2013, debido a una lesión en el hombro. Pero ese no fue su único avance en 2014, ya que Betances se unió a su compañero de equipo Masahiro Tanaka para convertirse en el primer par de lanzadores novatos en ser seleccionados al Todos Estrellas por los Yankees desde 1947.

Betances lideró a todos los relevistas de las Grandes Ligas en ponches (135 en 90 entradas) esa temporada, rompiendo el récord de franquicias de Mariano Rivera para ponches por un relevista (130 en 1996). Terminó segundo en la votación de Novato del Año, perdiendo ante el fenómeno cubano José Abreude los White Sox.

Eso fue entonces. Ahora Betances espera crear nuevos recuerdos en el montículo en Citi Field, después de deshacerse de su uniforme a rayas para unirse a la lista de exYankees que cruzaron la ciudad para jugar para los Mets. Muchos de los amigos con los que creció jugando al béisbol en Grand Street Campus High School en Brooklyn están encantados de saber que ya no es miembro del “Imperio del Mal”.

“Jugué mucho en Brooklyn y había muchos fanáticos de los Mets, y muchos de ellos definitivamente están emocionados de verme cruzar al otro lado”, dijo Betances. “Crecí en Washington Heights, por lo que el Yankee Stadium estaba mucho más cerca y fui a un montón de juegos allí. Pero siempre fui un niño extraño, como el fanático de los Yankees”.

“[Ahora] para mí se trata de construir una nueva base de fanáticos. Obviamente, pasé mucho tiempo con los Yankees y pude obtener el respeto de los fanáticos allí. Ahora es como comenzar un nuevo capítulo en mi carrera y definitivamente estoy emocionado”.

Betances probó por primera vez el lado comercial del béisbol después de un amargo proceso de arbitraje con los Yankees en 2017, cuando un panel de árbitros determinó que su salario sería de $3 millones, no los $5 millones que él y su agente, Jim Murray habían buscado. Después de ganar el caso de arbitraje, el presidente del equipo de los Yankees Randy Levine hizo comentarios desfavorables contra Betances y su agente, algo que no le cayó bien al relevista.

No obstante, Betances dice que no hay mala voluntad hacia la organización de los Yankees, donde pasó más de una década de su carrera profesional, ahora que está en el pasado.

“No guardo rencor. Lo superé. Siento que eso sucedió hace mucho tiempo”, dijo. “Estaba amargado en ese momento de mi carrera y me enseñó una lección de que esto es un negocio. Abres los ojos un poco más. Pero ya lo superé. Estoy muy agradecido con los Yankees y mis muchos años allí, tengo muchos amigos allí, y especialmente para los fanáticos que me apoyaron a lo largo de mi carrera”.

En 2019, solo un año antes de llegar a la agencia libre, los problemas de lesiones mantuvieron a Betances alejado del montículo casi toda la temporada. Sufrió un pinchazo en su hombro de lanzamiento durante el entrenamiento de primavera y tuvo un revés en su rehabilitación después de tensar su músculo lateral derecho. El día que regresó para lanzar finalmente en las Grandes Ligas al final de la temporada 2019, sufrió la rotura parcial del tendón de Aquiles izquierdo mientras celebraba un ponche, después de hacer apenas solo ocho lanzamientos.

Después de la temporada, los Yankees hicieron poco esfuerzo para asegurar los servicios de Betances en la agencia libre, lo que llevó al derecho a aceptar una oferta de los Mets. Betances firmó un contrato por un año por un valor de $10.5 millones con incentivos, que incluyen una opción de jugador en 2021 y una opción de jugador con derecho adquirido para 2022.

“Esta temporada baja tuve que tomar algunas decisiones importantes”, dijo. “Mi familia siempre me ha apoyado, independientemente de lo que haga, pero están emocionados de que me quede en casa. La organización de los Mets me ha acogido muy bien. Mi familia está muy emocionada por este nuevo capítulo en mi carrera”.

Reportarse a un lugar diferente de entrenamiento de primavera, mudarse de la costa oeste de Florida (Tampa) al este (Port St. Lucie), no ha sido el único cambio importante para Betances, quien también pudo guardar su navaja de afeitar para primera vez en su carrera. Los Yankees tienen una vieja política que no permite a sus jugadores lucir cabello largo o barbas.

“Fue un poco extraño venir al entrenamiento de primavera y no tener que afeitarte”, dijo Betances. “Obviamente, la tradición Yankee requiere que siempre estés bien afeitado. Y hay que respetar eso. Y para mí no fue difícil porque al principio de mi carrera mi barba no creció mucho. Definitivamente estoy emocionado de mantener [la barba] aunque no puedo dejarla crecer demasiado porque mi esposa se va a enojar y querrá afeitarla”.

Betances se ha sentido bienvenido en Port St. Lucie con muchas caras familiares en la casa club de los Mets, incluidos los ex Yankees Nick Rumbelow, Justin Wilson y Chasen Shreve.

“Es emocionante ver algunas de las mismas caras con las que jugaste. No sabía que Rumbelow estaba aquí, así que es bueno verlo aquí. ¡Y ahora Chasen tiene el pelo largo!”, dijo Betances. “Estoy cerca de Chase Shreve. Hablamos mucho en la temporada baja. Y también vi a algunos de los tipos contra los que jugué, como [Rick] Porcello. Con la Serie del Subway, jugué contra muchos de estos tipos, así que estoy muy familiarizado con ellos, y ver sus caras nuevamente y conocerlos es genial.

“Conozco bien a [Jeurys] Familia, y tuve la oportunidad de jugar contra [Edwin] Díaz cuando estaba con Seattle. He tenido conversaciones con él en los últimos años. Hacer pareja con él va a ser emocionante. Tenemos muchos brazos eléctricos en nuestro bullpen y si hacemos nuestro trabajo podemos ganar muchos juegos”.

Mientras estuvo con los Yankees, Betances fue un contribuyente clave en uno de los cuerpos de bullpen élite en las Grandes Ligas. El bullpen de los Mets fue menos que estelar el año pasado, a pesar de la incorporación de Díaz, que fue un factor importante en el hecho de que el equipo se perdió los playoffs. Al asociarse con Familia y Díaz, Betances espera aportar algo de estabilidad a la actuación de los Mets en la parte final de los partidos.

“Los Yankees obviamente están llenos de armas. Han tenido mucho éxito durante muchos años. Para nosotros, debemos centrarnos en ser la mejor versión de nosotros mismos”, dijo Betances. “El año pasado, no estaba sano. Así que eso es clave para mí. Muchos de estos muchachos quieren tener un año de recuperación. Y tenemos el potencial de ser uno de los mejores bullpens de la liga”.

“Tenemos que comenzar de cero”, agregó. “Este grupo hizo algunas cosas realmente buenas hacia el final del año, y pueden trasladar esa confianza para este año. Tenemos los jugadores para llegar a los playoffs, que siempre es el objetivo. Ahora tenemos que actuar para poner nosotros mismos en el mejor lugar. Definitivamente voy a predicar playoffs todo el tiempo mientras esté aquí”.

Noticias más leídas