Noticia

Comparte

21 enero, 2021

Dinamarca y España, con un pie en cuartos de final Mundial Balonmano

Madrid. (EFE). Las selecciones de Dinamarca, vigente campeona, y de España, ganadora de los dos últimos Europeos, pusieron un pie en los cuartos de final del Mundial de Egipto tras imponerse este jueves a Catar y Alemania, respectivamente, en una jornada en la que Croacia dio un nuevo paso hacia la siguiente ronda al doblegar por un claro 28-18 a Baréin.

Victoria que si el conjunto danés logró con aparente facilidad, como reflejó el 32-23, final, en el caso del equipo español, llegó tras una intensa batalla con Alemania, que los “Hispanos” decantaron a su favor gracias a una sensacional defensa en el tramo final de la segunda mitad.

El trabajo defensivo permitió a España dejar nueve minutos sin anotar al conjunto germano, lo que permitió a los de Jordi Ribera no solo enjugar una desventaja de tres tantos (22-25), sino alcanzar los últimos nueve minutos de juego con una renta de tres goles (28-25) tras un parcial de 6-0.

En este tramo final la selección española volvió a mostrar su madurez para sumar un valioso triunfo (32-28) que deja a los “Hispanos” con un pie, sino pie y medio, en los cuartos de final.

Todo lo contrario que Alemania, que dependerá de los errores de terceros para poder acceder al siguiente turno, algo que parece complicado en el caso de Hungría, que al igual que España dio este jueves un paso de gigante hacia los cuartos de final, tras imponerse por 29-23 a Brasil.

La lesión del lateral Jose Toledo, que abandonó la pista a los trece minutos en camilla, tras dañarse la rodilla izquierda, mermó todavía más si cabe al conjunto sudamericano, que ya arrancó el torneo lastrado por las bajas por coronavirus de piezas tan importantes como del extremo Felipe Borges y el especialista defensivo Thiagus Petrus, que ni tan siquiera pudo viajar a Egipto.

Sin la presencia de Toledo, el ataque brasileño quedó reducido prácticamente a las aportaciones del lateral del Barcelona Haniel Langaro, que cerró el choque con ocho dianas.