Noticia

Comparte

24 septiembre, 2020

Dominicano Jasson Domínguez, el prospecto más esperado de Nueva York

ESPN.-  El nombre de Jasson Domínguez es sumamente conocido entre entrenadores y fanáticos del béisbol, en especial por los predios de New York Yankees, equipo que firmó al prospecto por el mayor bono de su historia, pagando más de 5 millones de dólares.

Apodado como “El Marciano” a causa de que sus herramientas se encuentran muy por encima de un jugador de su edad, lo que ha transformado a Jasson Domínguez como el mejor prospecto de los New York Yankees, estando apenas en la surcursal “rookie” (novatos) del sistema de ligas menores del conjunto. Adicionalmente, lo que ha demostrado hasta el momento lo ha convertido en una sensación, llevándolo hasta el puesto número 49 entre los mejores prospectos de las Grandes Ligas.

Con tan solo 17 años de edad, una estatura de cinco pies con diez pulgadas y un peso de 190 libras, según indican los registros de los Yankees, el joven exhibe un físico impresionante. Adicionalmente, se le considera como un jugador con todas las herramientas para convertirse en la próxima gran estrella de las Grandes Ligas.

Con todo eso de su lado, el jugador se encuentra haciendo todo lo posible para realizar su debut en MLB lo antes posible. Así lo confirmó en una entrevista exclusiva para ESPN y el espacio Mister Deportes, en la cual habló sobre su llegada al béisbol y las expectativas que sobre él pesan.

“Desde que tengo uso de razón, yo estaba jugando pelota. Según mi papá desde que estaba en la barriga de mi madre, él me estaba diciendo que sería pelotero. De hecho, mi nombre me fue puesto en honor a Jason Giambi, quien era el pelotero favorito de mi padre”, señaló el joven prospecto.

“Yo veía a los muchachos que ya habían logrado su firma y eso fue lo que pienso que me motivó más a yo querer poder lograr mi firma. Cuando era pequeño vi mucho a Edwin Espinal y cuando obtuvo su firma, eso me impulsó a querer que me eligiera un equipo”.

Sobre su aspecto físico, el prospecto señaló que a pesar de que tiene un cuerpo muy desarrollado y que cuando era niño tenía una buena condición, era el más pequeño de todos sus amigos. “Yo era fuertecito pero chiquito”, dijo Domínguez de tono de broma. “Trabajé mucho mi cuerpo, haciendo ejercicios para desarrollarme, por eso la gente piensa que tengo más edad. La MLB me hizo todos los exámenes para comprobar que tenía 15 años cuando me firmaron, me revisaron los huesos y todo para asegurarse de que todo estaba en orden”.

El dominicano señaló que, en estos momentos, su enfoque es el de mejorar detalles de su juego, obtener mayor flexibilidad en su cuerpo y aprender todo lo necesario para realizar su debut lo antes posible. De hecho, señaló que quisiera alcanzar el equipo de Grandes Ligas luego de las próximas dos o tres temporadas, para así tener la oportunidad de probar que los Yankees tomaron la decisión correcta y cumplir con las expectativas del equipo.

“Para mí fue un sueño que mi equipo favorito fuese el que me firmara. Hubo muchos equipos interesados que hicieron buenas ofertas, pero mi representante hizo todo lo posible para que yo llegara al equipo de mis sueños. Esto es el resultado del trabajo duro, siempre he querido ser el mejor en lo que hago, pero para serlo tengo que trabajar más duro que los demás. El estar aquí demuestra que se han fijado en lo que he hecho, pero tengo bien claro que ahora toca esforzarme mucho más”, destacó Domínguez.