Noticia

Comparte

21 abril, 2020

Efectos económicos sombríos en el deporte mundial por COVID-19

Houston (EE.UU.), (EFE).– Lo que se temía de las graves consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus en el deporte mundial comienzan a confirmarse con números reales sobre la mesa, que muestran el desolador presente y futuro que le espera a una industria que mueve al año más de 129.000 millones de dólares.

De ahí, la gran preocupación en Estados Unidos de un sector de las económica del país que genera al año más de 40.000 millones de dólares, incluidos los 13.000 y 9.500 que aportaron la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y el béisbol profesional de las Grandes Ligas, respectivamente, durante la temporada del 2019.

Esa producción se ha visto cortada radicalmente con el coronavirus al igual que la que se daba a nivel mundial, que sufre la misma pandemia del corona virus y que en Estados Unidos ya ha dejado más de 41.800 muertos y 782.200 contagiados.

Ante esta dura realidad, los deportes en todo el mundo han estado en pausa desde mediados de marzo, pero nadie sabe cuanto tiempo va a durar la falta de competición y a medida que se alarga, el impacto de la pandemia de coronavirus en la industria se sentirá afectada también en los próximos años.

Las estimaciones más optimistas señalan que con mucha suerte, si se consigue en los próximos meses volver a la competición, es probable que solo el 53% de los principales eventos deportivos programados originalmente para el 2020 tengan lugar antes que concluya el año.

Esto significa, según las nuevas proyecciones de la compañía “Two Circles”, una agencia de marketing deportivo, que a finales de 2020 se celebrarán solo 26.424 eventos deportivos, con la posibilidad de que se cancelen más a medida que el virus se propaga.

La agencia estadounidense de marketing deportivo, con sede en Massachusetts, utiliza en su estudio datos que implican las relaciones directas entre los deportes y los aficionados y los ingresos que se generan.

El calendario deportivo mundial del 2020 tenía programados aproximadamente 48.803 eventos importantes.

Debido a la interrupción repentina y continua de los deportes en vivo, la industria deportiva mundial generará solo 73.700 millones de dólares de ingresos en 2020, lo que significa la perdida de 61.600 millones de los 129.000 que estaban programados, con un crecimiento del 4,9 por ciento con relación a los obtenidos en el 2019.

Las proyecciones de ingresos, según Two Circles, son ingresos acumulativos generados por los titulares de derechos deportivos profesionales a través de sus negocios del día del evento y la venta de medios y derechos de patrocinio.

“En comparación con la mayoría de las otras industrias, en los últimos tiempos de adversidad económica, los deportes han demostrado ser resistentes a la recesión”, destacó el informe. “Pero al no haber competición, todos los sectores de la industria deportiva también se resienten”.

La esperanza, de acuerdo al informe de Two Circles es que existe la seguridad que la actividad regresará , ya sea a puertas cerradas o con espectadores y la economía deportiva prosperará una vez más, de acuerdo al informe presentado por Gareth Balch, CEO de Two Circles, en un comunicado.

Two Circles trabaja directamente con más de 300 organizaciones deportivas en todo el mundo, incluidas la Premier League, la Ligue de Football Professionnel, Wimbledon y el Open de Australia.

La Bundesliga en Alemania espera comenzar los eventos de fútbol en mayo, por ejemplo, aunque sin la asistencia de aficionados. Otros países, como Corea del Sur y Australia, han estado considerando el regreso de los deportes sin fanáticos a medida que su número de casos confirmados de coronavirus continúa disminuyendo.

Por su parte, en Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país y uno de los rostros de la lucha contra el coronavirus, la pasada semana admitió que la única forma en que los deportes profesionales puedan darse este verano es organizando eventos sin aficionados y haciendo que los jugadores se queden en los hoteles, sin que hagan viajes.

Los comentarios de Fauci llegaron una semana después de que el 72% de los estadounidenses encuestados por la Escuela de Negocios Stillman de la Universidad de Seton Hall dijeron que aunque los deportes se reanuden no asistirían a los campos sin antes haber ya disponible una vacuna contra el coronavirus.

Solo el 13% de los estadounidenses dijeron que se sentirían cómodos asistiendo a los partidos como lo hacían en el pasado.