Noticia

Comparte

19 agosto, 2019

Ex pelotero de Grandes Ligas ahora se gana la vida lavando vehículos

 

EL NUEVO DIARIO, SAN CRISTÓBAL.- Luis Pineda, exlanzador dominicano de Grandes Ligas que militó con varios equipos en la gran carpa, hoy se gana la vida lavando carros en la vía pública.

Pineda, quien nació el 17 de octubre de 1974 en San José de Ocoa, en su paso por las ligas mayores lanzó para los Tigres de Detroit y los Rojos de Cicinnati.

Debutó el 4 de agosto del 2001 con los Tigres contra los Atléticos de Oakland y lanzó una entrada perfecta durante ese partido. Después de su temporada de novato, fue cambiado por los Tigres con el dominicano Juan Encarnación a los Rojos de Cincinnati por el jugador Dimitri Young.

La última aparición de Pineda en Grandes Ligas fue en el 2002 con el equipo de Cincinnati.

El ex lanzador, quien tiene 7 hijos, reside en la provincia de San Cristóbal, desde donde admitió que consume marihuana y que producto de esa adicción ha perdido gran parte de su dentadura.

Durante una entrevista para El Chio Sandy, a través de su canal de youtube, Pineda explicó que su pasión por el béisbol nació de la necesidad de tener una vida mejor, ya que él y su familia vivían a la orilla de río y a veces no tenían ni con que comer.

“Yo veía a mi papa dándole golpes a mi madre, nosotros sumergidos en la miseria yo me decidí a tomar las riendas del hogar para salir adelante”, indicó.

Dijo que vive enojado con la vida por la situación que está pasando, “porque después de haberlo tenido todo ahora no tengo nada”.

“Yo no sabia que en el mundo había tanta maldad, yo ayude a tanta gente que supuestamente me quería y ahora no están, se doblaron”, insistió

Manifestó que “cuando era millonario todos me buscaban para que yo les resolviera sus problemas, pero ahora que no tengo nada, sino lavo un carro no como”.

Indicó que su carrera profesional se vio afectada debido a una serie de situaciones que tuvo que enfrentar en su vida personal, incluyendo la muerte de su abuelo y de su hermano menor, de quien dice dejaron un profundo dolor en su corazón.

“Cuando mi abuelo murió fue muy duro para mi, el siempre me daba consejos, me guiaba para bien, lo mismo que mi hermanito, quien falleció y me dejo un profundo dolor”. apuntó.

Pineda expresó que su única esperanza es la pensión de 2 mil dólares mensuales que le otorgará las Grandes Ligas.

Pidió que si alguien lo quiere ayudar a arreglar su dentadura sería muy feliz, ya que no quiere continuar con su boca así.

Noticias más leídas