Noticia

Comparte

7 mayo, 2020

Fiesta sexual, pistola a la cabeza y detención, escándalo en la NFL

Mientras los fanáticos esperan con ansias el calendario oficial de la temporada 2020 de la NFL que se presentará esta noche, la liga estadounidense de fútbol americano hoy es portada de los grandes medios del mundo por un violento hecho que tiene como protagonistas a Earl Thomas, figura actual de Baltimore Ravens y campeón del Super Bowl 2013 con Seattle Seahawks, y a su esposa Nina Thomas.

De acuerdo al reporte del reconocido portal TMZ Sports, la mujer fue detenida por “violencia familiar” después de apuntar a la cabeza de su marido con una pistola a 30 centímetros de distancia tras encontrarlo desnudo en una cama junto a su hermano y otras mujeres.

A pesar de que recién se conoció hoy, la a situación se dio el pasado 13 de abril en Austin, Texas, cuando la policía respondió a una llamada cerca de las 3.40 de la madrugada. Al llegar, los oficiales pudieron observar a Nina con un cuchillo en la mano persiguiendo alrededor de un vehículo a Earl.

Horas antes, el jugador de la NFL, considerado uno de los mejores free safety de toda la liga y entre los mejores 100 deportistas pagos del mundo con un ingreso de 29 millones de dólares anuales, abandonó su casa por una discusión con su pareja, quien, horas más tardes, decidió salir a buscarlo al sospechar que se encontraba con otra mujer. Nina pudo determinar la ubicación de Thomas a partir de la red social Snapchat, que cuenta con un sistema de geolocalización.

Así, según el informe policial, el siete veces nominado al Pro Bowl estaba en un departamento de Airbnb alquilado cerca de su casa, donde fue sorprendido por su esposa, quien portaba una Berreta 9 mm, propiedad de Earl, con la intención de “asustarlo”, según explicó después ante la policía.

Al llegar, la mujer sosprendió al futbolista y a su hermano Seth “desnudos en la cama con otras mujeres”, lo que provocó que sacara la pistola (que tenía una bala en la recámara y el seguro quitado) y le apuntara a la cabeza del defensivo de los Ravens, quien logró desarmarla mientras recibía reiterados golpes de su pareja. Finalmente, la policía arrestó a Nina por cargos de robo en una residencia con intención de cometer un asalto con un arma mortal y violencia familiar, aunque más tarde fue liberada.

En las últimas horas, Thomas, quien hoy celebra sus 31 años, publicó un video en su cuenta de Instagram para aclarar la situación: “Cosas como estas pasan. Realmente esto no es asunto de nadie. Me molesta que haya trascendido, pero es el mundo en el que vivimos hoy. Supongo que estaré en TMZ por la mañana de alguna manera obtuvieron un informe policial con detalles. Obviamente, no es así como quería que comenzara mi desayuno de cumpleaños o mi cumpleaños, pero es lo que es. Tratamos de vivir la mejor vida posible y aveces no sale como estaba planeado. He estado hablando con mis hijos, reza por nosotros mientras pasamos por esto”.

Noticias más leídas