Noticia

Comparte

8 mayo, 2021

Ganna hace buenos pronósticos y se enfunda primera maglia rosa

(EFE). El italiano Filippo Ganna se impuso este sábado en el prólogo que marcó el comienzo de la edición número 104 del Giro de Italia y se enfundó la primera maglia rosa.

El ciclista de Ineos, que ya fue el primer líder del Giro el año pasado, hizo buenos los pronósticos y pasó por encima de todos sus rivales. Ganó con autoridad sobre los 8,6 kilómetros que tuvo la primera jornada en Turín.

A más de 58 kilómetros por hora rodó Ganna, que aventajó en casi diez segundos a su compatriota Eduardo Affini, segundo de la etapa.

El portugués Joao Almeida, cuarto, fue el mejor de los favoritos, mientras que el joven y carismático belga Remco Evenepoel se conformó con el séptimo puesto, a 19 segundos de Ganna.

No fue un buen día para los españoles. Mikel Landa acabó con el peor tiempo de los grandes favoritos, a 49 segundos del ciclista de Verbania y no les fue mucho mejor a los otros dos que parten con opciones de hacer una buena clasificación general, ya que Pello Bilbao se dejó 37 segundos y Marc Soler, 41.

Así arrancó un nuevo Giro de Italia, una carrera llena de incertidumbres que se irán destripando poco a poco.

Evenepoel estuvo a gran nivel y falta ver hacía dónde va su rendimiento en los próximos días, y el colombiano Egan Bernal cumplió con lo esperado y no se dejó más tiempo que otros candidatos como el británico Simon Yates. Ambos cruzaron esta primera línea de meta a algo más de 35 segundos.

Una de las sorpresas positivas de la jornada la protagonizó el joven ruso Alexander Vlasov, que tan solo se dejó 25 segundos respecto a Ganna, dominador de una contrarreloj inicial en la que deslumbraron Affini o el noruego Tobias Foss, segundo y tercero, y en la que decepcionó el francés Remi Cavagna, otro de los que partía como favorito a ganar el primer episodio.

Este domingo se disputará la segunda etapa del Giro, la que llevará a los corredores desde Stupinigi (Nichelino) hasta Novara en una jornada que tendrá 179 kilómetros y que apunta a ser la primera gran oportunidad para los velocistas, es decir, para los Peter Sagan, Caleb Ewan, Dylan Groenewegen o Tim Merlier.