Noticia

Comparte

9 junio, 2019

Gardner azotó casco y le costó 6 puntadas en labio

CLEVELAND — A veces, el karma resulta en un labio roto.

Apenas una semana después de haber amonestado a uno de sus compañeros de equipo por golpear un casco con ira, un sangriento Brett Gardner sufrió una lesión única el sábado cuando su propio episodio de azotar el casco salió mal.

En lugar de caer inocentemente al suelo después de que fue arrojado contra una pared en el dugout de los New York Yankees, el casco de Gardner rebotó violentamente hacia él, inesperadamente golpeándolo en la boca.

Seis puntos, un coágulo considerable y después un labio inferior hinchado, el jardinero admitió tímidamente a los reporteros que sus frustraciones en el plato sacó lo mejor de él.

Dijo que también aprendió una lección: ”No volveré a lanzar mi casco”.

¿Qué tanto te dolió?

”No es tan malo, como poner los puntos de sutura”, dijo Gardner.

Se jugaba la parte alta de la sexta entrada en la derrota de Yankees 8-4 ante Cleveland Indians cuando Progressive Field fue sacudido por un fuerte estallido por el lado de primera base. Al principio, sonó como algo que rebotaba en el frente de las butacas o una ventana de la sección de palcos.

Y si, algo rebotó. Y justo en la cara de Gardner.

”[Fue] solo la frustración acumulada”, dijo Gardner, quien está en medio de un slumpo de 19-0.

El último hit de Gardner fue hace cinco juegos, en una victoria sobre el rival Boston Red Sox. Llegó al final de una racha de cinco partidos, y fue parte de un tramo en el que tuvo hits en 11 de 12 encuentros.

 

Noticias más leídas