Noticia

Comparte

12 septiembre, 2020

Griezmann presenta el número 7 con ayuda de Kevin Durant

Antoine Griezmann recuperará esta temporada el dorsal 7 en el Barcelona y fue presentado por el alero de los Brooklyn Nets .

El delantero francés, que lució el 17 en su primer curso de azulgrana al tener el 7 ocupado a su llegada por Philippe Coutinho, semanas antes de que el brasileño fuera cedido al Bayern Múnich, presentó la novedad a través de un vídeo en su cuenta de Instagram en que lo obsequiaba a Kevind Durant, que descubrió la noticia en las redes sociales.

El ‘7’ es un número asociado a Griezmann durante toda su carrera profesional, habiéndolo lucido en diez de sus once temporadas desde que debutó en 2009 con el primer equipo de la Real Sociedad. En aquel momento, a sus 18 años, el delantero galo debutó con el 27, puesto que el 7 estaba en poder del camerunés Franck Songo’o, a quien el equipo donostiarra fichó aquel verano del Zaragoza.

Canterano del Barcelona e hijo de un mítico portero del Deportivo de La Coruña, Songo’o solo permaneció una temporada en el club donostiarra, tomando Griezmann a partir de la temporada siguiente, la 2010-11, la de su debut en Primera División, un ‘7’ que mantuvo hasta su llegada al Barça en 2019.

Antoine lucirá el dorsal que le acompañó durante nueve años repartidos entre la Real Sociedad y el Atlético de Madrid con el reto de que, en azulgrana, le contemple el éxito que disfrutó en el pasado… Y recupere la mística que acompañó en el Camp Nou a este numero 7.

Nueve futbolistas han lucido el 7 en el Barcelona desde que en la temporada 1995-96 las plantillas personalizaron sus dorsales. Luis Figo, fichado aquella campaña por el club azulgrana, lo lució durante cinco cursos, hasta su marcha al Real Madrid en el verano de 2000 y cuando el número pasó durante una sola temporada a Alfonso Pérez, fichaje fallido y a partir de quien comenzó a perderse la buena leyenda de este número.

Buena leyenda puesto que antes, cuando no se personalizaban los dorsales, el 7 fue lucido por históricos como Rexach o Carrasco, por Julio Salinas o Basora, jugadores que dejaron huella en el club azulgrana.

Alfonso, que solo permaneció una temporada y media en el Barça, cedió el 7 a Javier Saviola en 2001, luciéndolo el argentino durante tres temporadas, marchándose en 2004 cedido al Mónaco y tomando el número Henrik Larsson, suplente de lujo durante dos cursos y que a su marcha en 2006 con destino al Helsingborg lo dejó libre para Eidur Gudjohnsen.

El futbolista islandés, quien no se hizo tampoco con la titularidad en el club, llevó el 7 durante tres temporadas, dejando el Barça el 31 de agosto de 2009, ya comenzada la temporada y quedando de esta manera, por primera vez, el dorsal sin ocuparse en la plantilla.

Le devolvió la brillantez durante tres temporadas David Villa, llegado tras el Mundial de Sudáfrica al Camp Nou desde el Valencia y que brilló con él durante tres temporadas hasta marcharse al Atlético de Madrid en 2013, cuando heredó el dorsal Pedro Rodríguez, quien tras debutar con el 33 había lucido el 17 desde la temporada 2009-10.

El canterano solo lo llevó durante dos cursos antes de su marcha al Chelsea en el verano de 2015 y a partir de enero de 2016 el 7 pasó a ser propiedad de Arda Turan, que fue su propietario durante dos cursos y medio, marchándose cedido en enero de 2018, tras no jugar ni un partido en la primera parte del curso, al Istambul Başakşehir.

Fue Coutinho, quien en su primer medio curso había utilizado el 14, quien tomó el 7 en la temporada 2018-19… Y quien lo tenía en propiedad cuando el 12 de julio de 2019 Antoine Griezmann fichó por el Barça. Desconocedor en aquel momento de la marcha de Coutinho en agosto al Bayern Múnich, Griezmann resolvió tomar el 17, quedándose por segunda vez en los últimos diez años el 7 sin dueño.

Hasta que este viernes el 7 volvió a tener nombre en el Barça. Griezmann ya tiene, otra vez, su número.