Noticia

Comparte

7 mayo, 2020

Holyfield anuncia su vuelta al ring; hará exhibición benéfica

Mike Tyson se está preparando para un posible regreso al ring y hace solo unos días se hizo viral un vídeo en el que demostraba que estaba en plena forma.

El púgil de 53 años expresó su deseo de participar en varios combates de exhibición para recaudar fondos en la lucha contra el coronavirus y varios medios informaron de que tenía sobre la mesa una oferta de un millón de dólares para enfrentarse a la estrella de rugby de Nueva Zelanda, Sonny Bill Williams.

Curiosamente, el que ha anunciado ahora que volverá a ponerse los guantes a sus 57 años es Evander Holyfield, que participará en varias peleas de carácter benéfico. El morbo está servido y muchos fans ya le han pedido que vuelva a enfrentarse a Tyson para tomarse la revancha del mítico combate de 1997 en el que este le arrancó de un mordisco un trozo de su oreja.

“¡El campeón ha vuelto! Me gustaría anunciar que volveré al ring. Pelearé en combates de exhibición por una gran causa”, ha escrito en sus redes sociales Evander Holyfield. A sus 57 años, el púgil estadounidense se subirá de nuevo al cuadrilátero para participar en peleas de carácter benéfico.

El anuncio de Holyfield llega mientras otra leyenda del boxeo como Mike Tyson se está preparando para su regreso al ring para participar también en combates benéficos. El púgil, al que hemos visto en plena forma recientemente en las redes sociales, tiene una oferta de un millón de dólares para medirse a Sonny Bill Williams, estrella neozelandesa de rugby.

Sin embargo, el combate que ahora todo el mundo quiere ver es el de Holyfield contra Tyson para recordar la mítica velada llamada ‘The Sound and the Fury’ (‘El Sonido y la Furia’) que se celebró en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas (Nevada) el 28 de junio de 1997. Era la pelea más cara de la historia del boxeo. Mike se llevaría 30 millones si ganaba y Evander, 35.

La pelea pasó finalmente a la historia como ‘The Bite of 97’ (‘La Mordida del 97’) debido al mordisco de Tyson a la oreja derecha de su rival. Los dos primeros asaltos transcurrieron con normalidad, aunque Holyfield llegó a ser avisado por sus continuos cabezazos. En el tercero, Mike perdió la paciencia y realizó esta agresión.

El bocado, que llegó tras varios intentos, fue de tal fuerza que Holyfield perdió parte de su oreja derecha. La agresión provocó también un enfrentamiento entre los miembros de cada equipo mientras el árbitro intentaba calmar la situación. Tuvo incluso que intervenir la policía.

Holyfield ganó el combate por descalificación de Tyson, quien como consecuencia de aquella agresión vio como el estado de Nevada le retiraba su licencia de boxeador durante un año. Tuvo además que pagar una multa de 3 millones de dólares.

Con el tiempo, ambos boxeadores arreglaron sus discrepancias y actualmente su relación es cordial. Participan habitualmente juntos en eventos e incluso bromean con lo que sucedió. Hasta protagonizaron un anuncio en el que Tyson le devolvía el trozo de oreja a su rival.