Noticia

Comparte

28 agosto, 2020

Jordan, la voz de la razón durante reunión de propietarios NBA

A medida que la NBA avanza en sus próximos pasos después de la extraordinaria decisión de los Milwaukee Bucks de no jugar su partido de playoffs contra el Orlando Magic el miércoles por problemas de justicia social, lo que provocó la cancelación de partidos en múltiples deportes profesionales, ha surgido una figura reconocible como un intermediario entre los jugadores de la NBA y los dueños: Michael Jordan.

Jordan, propietario de los Charlotte Hornets, y el único dueño mayoritario de raza negra en la liga, se acercó al presidente de la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto, Chrisl Paul, dijeron fuentes de la liga a ESPN, antes de la reunión de propietarios para comprender mejor el éxito que los jugadores esperaban tener en el futuro y ofrecer ayuda mientras exponen su caso a la junta de gobernadores de la NBA. Jordan también habló con la estrella de los Houston Rockets, Russell Westbrook, sobre cuestiones de justicia social que inicialmente dejaron a algunas estrellas abogando por la cancelación de la temporada.

Adrian Wojnarowski, de ESPN, ha informado desde entonces que los jugadores votaron para reanudar el juego.

Los propietarios mantuvieron una reunión virtual el jueves por la mañana y, según han confirmado dos participantes, Jordan fue una voz de la razón e instó a los demás propietarios a permitir que los jugadores expresen sus frustraciones y preocupaciones antes de ofrecer alguna de sus propias soluciones.

“En este momento, escuchar es mejor que hablar”, le dijo Jordan al grupo, según fuentes.

“Michael es la persona perfecta para desempeñar este papel”, dijo un funcionario de la liga que ha estado al tanto de las discusiones sobre lo que debería suceder a continuación. “Ha sido un jugador de alto perfil que ha ganado campeonatos. También es dueño de un equipo de mercado pequeño. Tiene una gran credibilidad tanto con los jugadores como con los dueños”.

Fuentes de la liga dijeron que los propietarios fueron unánimes en su apoyo a los jugadores y pasaron gran parte de su reunión discutiendo formas en las que podrían ayudar a amplificar las voces de los jugadores.

Muchos de los dueños, incluido Jordan, dijeron las fuentes, estaban a favor de continuar la temporada, y creen que los juegos seguían siendo la mejor y más visible plataforma para el cambio social. Los propietarios se reunirán nuevamente el jueves para discutir formas específicas en las que pueden ayudar a los jugadores a alcanzar sus metas mientras continúan compitiendo por un título de la NBA, así como para discutir la programación de la reanudación del juego en la burbuja.

El miércoles, los Bucks decidieron no estar en la duela contra el Magic en protesta por el tiroteo de Jacob Blake, un hombre negro que recibió siete disparos de la policía el domingo en Kenosha, Wisconsin. Ese juego, junto con Oklahoma City Thunder vs. Houston Rockets y Portland Trail Blazers vs. Los Ángeles Lakers, se pospusieron más tarde.

Los disparos a Blake reavivaron las frustraciones de los jugadores por incidentes que sienten que son ejemplos sistemáticos y repetidos de injusticia racial. Varios jugadores de la NBA contemplaron “optar por no participar” en la reanudación de la temporada para centrarse en las protestas y aumentar la conciencia de su causa.

La NBA pintó “Black Lives Matter” en las duelas que se utilizan dentro de la burbuja en Walt Disney World Resort y permitió a los jugadores incluir mensajes de justicia social en sus jerseys, pero las heridas siguen abiertas. Cuando se le preguntó sobre el tiroteo de Blake y qué podían hacer los jugadores, el veterano de los Bucks, George Hill, respondió a principios de esta semana: “No podemos hacer nada. Primero que nada, no deberíamos haber venido a este maldito lugar, para ser honesto”.

Doc Rivers, visiblemente emocionado, dijo el martes por la noche: “Es sorprendente para mí por qué seguimos amando a este país y este país no nos ama a nosotros”.

Jordan ha expresado su admiración por los jugadores actuales de la NBA por adoptar una postura tan firme sobre los problemas raciales, dijeron fuentes del equipo.

Nike y la marca Jordan anunciaron en julio que donarán $1 millón cada una al Fondo Educativo y de Defensa Legal de NAACP, el Programa de Empoderamiento de NAACP y al Black Girls Code.