Noticia

Comparte

1 marzo, 2020

Jugadores de MLB están sujetos a castigo por uso de marihuana

ESPN.- Para los jugadores de béisbol que aprovechan una nueva política de drogas en la que el consumo de marihuana está permitido, el comisionado tiene una advertencia: simplemente no se presenten en el estadio de béisbol.

A pesar de que Major League Baseball eliminó la marihuana de su lista de sustancias prohibidas durante la temporada baja, la liga informó la semana pasada a los equipos que los jugadores siguen sujetos a una posible disciplina por usar o poseer la droga, según un memorándum obtenido por ESPN.

En el memorándum, el comisionado adjunto Dan Halem escribió que la liga mantiene el derecho de castigar a los jugadores que violen las leyes de marihuana existentes, como la posesión y distribución, así como por conducir bajo la influencia.

Los jugadores y el personal del equipo que “aparecen bajo la influencia de la marihuana o cualquier otro cannabinoide durante cualquiera de los juegos, prácticas, entrenamientos, reuniones o de otro tipo del Club durante el curso y dentro del alcance de su empleo” se someterán a una “evaluación obligatoria” para programa de tratamiento potencial, según el memo.

Si bien la pena para un jugador de las Grandes Ligas que dio positivo por marihuana en el pasado fue una multa, el cambio más importante se refiere a los jugadores de las ligas menores, para quienes la marihuana era una sustancia prohibida con una dura suspensión por dar positivo. Los jugadores de las ligas menores se regocijaron con el nuevo acuerdo de drogas, en el que MLB abandonó su política de marihuana por pruebas más estrictas con opioides.

La marihuana recreativa es legal en ciudades habitadas por 11 equipos de Grandes Ligas: los Oakland Athletics, Los Ángeles Angels, los Toronto Blue Jays, los Chicago Cubs, Los Ángeles Dodgers, los San Francisco Giants, los Seattle Mariners, los San Diego Padres, los Boston Red Sox, los Colorado Rockies y los Chicago White Sox. La marihuana medicinal es legal en 26 de 30 ubicaciones de Grandes Ligas, con excepciones de Georgia, Texas y Wisconsin.

Las ligas menores son mucho más restringidas en términos de ubicación. Más de 60 ciudades de ligas menores se encuentran en estados donde la marihuana recreativa y medicinal es ilegal.

A pesar de la relativa mentalidad abierta de MLB –tiene una política particularmente liberal, particularmente en comparación con la NFL, que solo ahora está considerando abolir las suspensiones para los jugadores que dan positivo por marihuana– todavía no defiende exactamente el uso de la marihuana.

“El personal médico del club tiene prohibido recetar, dispensar o recomendar el uso de marihuana o cualquier otro cannabinoide” a jugadores u oficiales, ni se les permite almacenarlo en las instalaciones del equipo, según el memo.

El uso de cannabidiol, o CBD, sigue siendo potencialmente riesgoso para los jugadores porque los productos no están certificados por la National Science Foundation (NSF) y podrían contaminarse con medicamentos que están en la lista prohibida y sujetos a suspensiones de media temporada.

Según el memo, MLB y la Asociación de Jugadores de MLB “están trabajando estrechamente con NSF International para desarrollar un proceso de prueba y certificación independiente para” productos de CBD.

Con el negocio de la marihuana legal por valor de miles de millones de dólares, los jugadores han considerado ingresar al espacio como empresarios, según las fuentes. El memo dice que MLB planea abordar las reglas con respecto a la propiedad en la industria en el futuro, aunque “hasta que se emita dicha guía, tales inversiones o acuerdos comerciales aún se consideran prohibidos de acuerdo con las prácticas actuales”.

Noticias más leídas