Noticia

Comparte

6 julio, 2020

Junior Bridgeman, el desconocido NBA que es el segundo más rico

Michael Jordan es, con bastante diferencia, el jugador de la NBA que ha ganado más dinero. De hecho, ningún otro atleta de la historia se acerca a su patrimonio que, según “Forbes” se sitúa en los 2.100 millones de dólares. Sin embargo, poca gente adivinaría quién es el segundo más rico de la mejor liga de baloncesto del mundo. No es LeBron James, ni Magic Johnson, ni Larry Bird, ni Bill Russell ni ninguna otra gran estrella.

Se trata de Ulysses Bridgeman, aunque se le conoce como Junior Bridgeman, y no llegó a ser una gran figura en la liga. Pese a todo, posee una fortuna de 600 millones de dólares. Todo gracias a su próspera carrera como empresario de la restauración.

Junior Bridgeman, el segundo más rico de la NBA

Junior Bridgeman, un jugador que militó en la NBA entre 1975 y 1987. Probablemente no habrás oído hablar de él, pero se trata del segundo jugador más rico de la historia de la mejor liga de baloncesto del mundo solo por detrás de Michael Jordan.

Llegada a la NBA

Ulysses Bridgeman, su nombre real, fue elegido en el puesto 8 del draft por Los Ángeles Lakers, pero lo traspasaron a los Milwaukee Bucks junto a otro jugador por una de las grandes leyendas de la NBA, Kareem Abdul-Jabbar. Su carrera fue bastante más discreta, aunque no estuvo del todo mal.

Ídolo en los Bucks

En sus trece temporadas promedió 13,6 puntos y 3,5 rebotes por partido saliendo casi siempre desde el banquillo, pero se ganó a la afición de los Bucks y, cuando colgó las botas, la franquicia llegó a retirar su camiseta con el número 2.

Etapa en los Clippers

Entre 1984 y 1986 militó también en Los Ángeles Clippers y fue precisamente mientras residía en la ciudad californiana cuando se fijó en la cadena de restaurantes de comida rápida Wendy’s, una de las más populares de Estados Unidos.

Trabajó en Wendy’s siendo jugador

Llegó incluso a trabajar en uno de los establecimientos para comprender el funcionamiento de la franquicia siendo jugador de los Clippers. La realidad es que no lo necesitaba económicamente, ya que en aquella época tenía un salario de 350.000 dólares, suficiente para llevar una buena vida, pero no para dejar de preocuparse por su futuro.

Dueño de 161 locales de la cadena

Decidió entonces pasar a la acción. Cuando aún era jugador compró tres restaurantes de la cadena y, una vez que se retiró, decidió invertir con fuerza en Wendy’s y no le fue nada mal. Se convirtió en el dueño de 161 establecimientos.

Propietario de 118 establecimientos de Chilli’s

La cosa no quedó ahí. Bridgeman se hizo también con 118 locales de Chilli’s, una cadena de comida tex-mex muy popular igualmente en Estados Unidos.

Posee una empresa de embotellado de Coca-Cola

Actualmente es presidente y CEO de Bridgeman Foods Inc., un conglomerado cuyo uno de sus últimos movimientos fue crear en 2017 Coca-Cola Heartland Bottling Company, la empresa de embotellamiento del famoso refresco.

600 millones de dólares de patrimonio

Su buena visión para los negocios le ha permitido a Bridgeman amasar una fortuna de unos 600 millones de dólares, casi el doble, por ejemplo, del patrimonio que dejó Kobe Bryant cuando falleció en enero de este 2020.

En el Salón de la Fama… de los empresarios

Curiosamente, el exjugador está en el Salón de la Fama, pero no en el del baloncesto, sino en el de empresarios de Kentucky, el estado en el que actualmente reside. Además, también ha sido reconocido por su labor en apoyo de la comunidad.