Noticia

Comparte

15 abril, 2021

La séptima temporada de la LDF arranca con un formato reforzado

(EFE). La séptima edición de la Liga Dominicana de Fútbol (LDF) comenzará este viernes con un formato más largo y reforzado, frente al minicampeonato que se disputó el año pasado debido a la pandemia.

Diez equipos se enfrentarán en formato liga, seguido de una liguilla y las semifinales y final, para disputarse la corona nacional del fútbol, deporte que aspira a crecer cada vez más en República Dominicana.

Las autoridades sanitarias han acordado con los clubes el ingreso de público equivalente a un máximo del 30 % de capacidad de los estadios, debido a la pandemia.

El conjunto campeón del Universidad O&M no verá acción hasta el lunes venidero, para enfrentarse al Pantoja, equipo que se encuentra entre los favoritos y este jueves está en México para jugar los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf contra el Monterrey.

Otro de los principales favoritos, el Cibao, jugará este viernesel partido inaugural en la ciudad de Santiago frente al Jarabacoa, ocasión en la que el presidente dominicano, Luis Abinader, hará el saque de honor.

REFUERZOS VENEZOLANOS

A través de su desarrollo, la liga dominicana ha ido sumando calidad técnica y en esta oportunidad recala en el país Alejandro ‘Lobo’ Guerra, un experimentado centrocampista venezolano que en 2016 levantó la Copa Libertadores con el Atlético Nacional, de Colombia.

Los Delfines del Este, subcampeones de la recortada temporada de 2020, se hicieron con los servicios del ‘Lobo’ Guerra, que viene de jugar con el Bahía, de Brasil.

El jugador caraqueño ha participado en unos 40 partidos con la Vinotinto, incluyendo choques de Copa América, eliminatorias mundialistas y el Campeonato Sudamericano.

Los campeones del O&M, dirigidos por el cubano Rufino Sotolongo, no acudieron a fichaje alguno para defender su título y se afianzarán en los haitianos Daniel Hameley y Harold Sanó, el cubano Arichel Hernández y los dominicanos Domingo Peralta y Wilber Modesta para intentar repetir la corona.

“Vamos a jugar con nuestros mismos muchachos de la temporada pasada, ellos hicieron el trabajo y confiamos en que volverán a demostrar en el terreno que el campeonato pasado no fue casualidad”, dijo a Efe el gerente del equipo, Rubén Hernández.

El Cibao cuenta entre su nómina con el dominicano-español Edipo Rodríguez, un centrocampista con experiencia en la tercera división de España y en la selección dominicana.

Otro jugador en el que Cibao ha descansado sus expectativas es el mediocampo ofensivo argentino Lihué Prichoda, exjugador del Racing Club, y que viene de jugar en Venezuela con el Academia Puerto Cabello.