Noticia

Comparte

7 octubre, 2020

Lakers vence al Heat y se coloca a un triunfo del título de la NBA

Los Ángeles Lakers acarician un nuevo anillo en la NBA. Se impuso por 102 a 96 a Miami Heat y manda 3-1 en la final de la Liga de las estrellas.

LeBron James y Anthony Davis resultaron otra vez decisivos para el triunfo de Los Angeles.

James, que ya es el quinto jugador con más partidos en finales de la NBA en la historia, con 53, brilló con 28 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias. Davis sobresalió con 22 tantos, 9 rebotes y 4 tapas, el último clave.

Jimmy Butler y Bam Adebayo volvieron a ser las figuras de Miami, con 22 y 15 puntos respectivamente.

Lakers arrancó la llave con dos victorias, por 116-98 y 124-114, mientras que los Heat achicaron el margen en el tercero, ganando por 115-104.

Ya desde el primer cuarto se hizo luchado el duelo, muy físico, clásico de la final de la NBA. Y parejo. Miami tuvo de entrada a Bam Adebayo, una de las figuras principales, ausente en el segundo y tercer partido por lesión en el hombro, y creció en defensa.

Le costó a las estrellas de los Lakers en ofensiva, pero con el goleo de Kentavious Caldwell-Pope (10 puntos en el cuarto) se quedó con el capítulo inicial por 27-22.

Butler, que metió 40 en el tercer choque, mantuvo el ritmo anotador y los Heat emparejaron rápido y hasta lo dieron vuelta en el arranque del segundo segmento. Y se hizo chato el partid, con los dos equipos errando mucho.

Los Angeles estuvieron más certeros en el cierre, con alto aporte de los jugadores de rol, que sumaron 33 puntos (contra 16 combinados de James y Davis) en el primer tiempo, se fueron al descanso ganando por 49-47.

LeBron dejó el perfil bajo que traía y se puso la ofensiva de los Lakers anotando 9 puntos casi consecutivos para mantener arriba a su equipo.

Mientras Miami vino de atrás, peleando y emparejó, pero también creció Davis en ofensiva, con 9 tantos, y Los Angeles mantuvieron el mando por 75-70 cerrando el segmento.

Aún con los Lakers adelante por poco margen, el cuarto final fue parejo al extremo, y jugado a “cara de perro”. En el cierre apareció la reconocida defensa de Los Angeles y también cinco puntos seguidos de Caldwell-Pope (no anotaba desde el primer cuarto) y se escapó. Le sumó un triple Davis, y luego la tapa a Butler para la victoria de los Lakers.