Noticia

Comparte

24 julio, 2020

LeBron: “Nunca van a entender realmente lo que es ser negro en USA”

El movimiento “Black lives matter” está presente de forma continua en el regreso de la NBA: el lema está escrito en el parquet de las canchas del complejo de ESPN y Disney, donde la liga estadounidense de básquetbol reanudará su calendario desde el jueves 30 de julio. Pero, por fuera de la campaña mundial en contra de la violencia y la discriminación racial, en la “burbuja” de Orlando las miradas se enfocaron a fondo en LeBron James, la leyenda que se volvió un referente en la batalla contra la brutalidad policial y los ataques xenófobos.

Pese a no cambiar el nombre en la espalda de su camiseta por un lema de protesta o aceptar ir a jugar a Disney (Kyrie Irving, por ejemplo, renunció para no restarle foco a las luchas sociales), LeBron aprovechó su primer contacto con los medios de comunicación, tras la derrota de Los Angeles Lakers por 108-104 con Dallas Mavericks en un partido de preparación, para dejar un crudo relato acerca de la discriminación racial que atraviesa su país.

Black Lives Matter no es un movimiento. Cuando sos negro, es una forma de vida. Te despertás, sos negro y eso es lo que sos. Y los blancos nunca van a entender lo que es ser negro en EE.UU.””LeBron James

“A mí no me gusta llamar movimiento al Black Lives Matter. Cuando sos negro, no es un movimiento, es una forma de vida. Nos sentamos acá y decimos que es un movimiento. Okey, ¿cuánto va a durar este movimiento? Desgraciadamente, en Estados Unidos y en la sociedad no ha habido ningún movimiento para nosotros todavía. En 2016 Barack [Obama] era nuestro presidente: sabiendo lo que está pasando ahora, ¿podemos decir que esto es un progreso?”, explicó.

“Esto es una forma de vida. Cuando te despertás y sos negro, eso es lo que sos. Sabemos que un paso para otra gente significa que nosotros tengamos que dar cinco. Lo sabemos y es lo que nos hace estar tan unidos y ser tan poderosos, tan únicos, después de todos los obstáculos que hemos superado en la vida. Pero es desolador igualmente. Y no se entiende si no eres una persona de color. Es normal que lo sientan por ellos, pero los blancos nunca van a entender realmente lo que es ser negro en Estados Unidos”, relató James.

Por otro lado, la estrella de la NBA también hizo foco en el caso de Breonna Taylor, una mujer afroamericana de 26 años que fue asesinada el 13 de marzo por agentes la Policía de Louisville. Según el abogado de la familia, la joven paramédica estaba en su casa con su novio Kenneth Walker cuando los policías derribaron su puerta sin previo aviso e ingresaron con una orden de allanamiento buscando a un sospechoso -que ya no vivía en el edificio- en una investigación por narcotráfico. Taylor murió tras recibir ocho disparos en un tiroteo que todavía no se aclaró: la familia asegura que la pareja creyó que criminales habían entrado en su vivienda y la policía dijo que devolvieron disparos después de que un agente fuera baleado.

“Lo primero que quiero es seguir arrojando luz sobre el caso de Breonna Taylor y que haya justicia para su familia y se sepa todo sobre esa situación. Queremos que los policías que cometieron ese crimen sean arrestados. Nosotros, como NBA y como jugadores de la liga, y yo, como uno de los líderes de la Liga, queremos decirle a la familia y al estado de Kentucky que lo sentimos por ellos y que también queremos justicia”, comentó LeBron.

“¿Es eso lo que necesitamos, un vídeo de Breonna siendo asesinada, para que nos demos cuenta de lo mala que es esta situación? De esto se trata, de lo que está bien y lo que está mal. Y esta situación es mala a ojos de cualquiera que la vea, también los míos, y no sólo aquí en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Es un momento en el que vamos a ser escuchados, nos importe el tema o no, y eso es lo que vale”, cerró el alero.

En la burbuja de Disney, muchos jugadores de la NBA aprovecharon las conferencias de prensa para hablar en contra de las injusticias sociales, a raíz de numerosas manifestaciones organizadas en los Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd, quien murió asfixiado durante su detención el 25 de mayo en Minneapolis. Otros jugadores como Tobias Harris (76ers), Kyle Kuzma, Alex Caruso (Lakers) o Marcus Smart (Boston) también exigieron justicia para Breonna Taylor.