Noticia

Comparte

5 julio, 2019

Llama Panamericana iluminó la montaña de siete colores

LIMA2019.- Contando con el apoyo de la Fuerza Aérea del Perú, la Llama Panamericana cumplió un gran reto al llegar hasta la Montaña de Siete Colores o Vinicunca, para contagiar a todos los peruanos de la luz de esperanza que recorre el país a 22 días de la inauguración de los Juegos Panamericanos Lima 2019.

El Fuego que fue encendido en la Plaza del Basamento de la Luna en el sitio arqueológico de Teotihuacán en México, fue llevado por miembros de la Fuerza Aérea y los portadores de las Fuerzas Armadas, en un helicóptero MI 25, hasta uno de los principales atractivos de la región Cusco, ubicado a más de 5 mil metros de altura.

El helicóptero dio varias vueltas alrededor de la Montaña de Siete Colores, para iluminar simbólicamente el Vinicunca, con la Llama que está recorriendo el país y que, precisamente, el trayecto se inició en Cusco. La Montaña de Siete Colores está ubicada a más de 100 kilómetros de la ciudad del Cusco, en una cumbre situada a 5,200 metros.

Es una formación montañosa teñida de varias tonalidades producto de la combinación de diversos minerales. Las laderas y la cumbre están teñidas de tonos como el rojo, morado, verde, amarillo, rosado y entre otros. Este atractivo turístico estuvo rodeado de hielo años atrás, pero desde el 2016, recibe a cientos de visitantes al día, que lo han convertido, junto al Machu Picchu, en uno de los lugares más visitados en esta región.

La Llama Panamericana también visitó el Templo del Sol en Ollantaytambo, el sitio arqueológico de Moray y las Salinas de Maras, principales atractivos para los visitantes que llegan de todo el mundo.

Noticias más leídas