Noticia

Comparte

13 febrero, 2020

Los Astros piden perdón a su llegada a los entrenamientos primaverales

El propietario de los Astros de Houston, Jim Crane, así como el nuevo dirigente del equipo, Dusty Baker, dieron cara a los medios de prensa la mañana de este jueves en los campos de entrenamiento en Florida para hablar del tema de robo de señales en el que fueron implicados, y ofrecieron disculpas a la fanaticada de su ciudad y del béisbol en general.

Durante la conferencia, dos jugadores de los Astros, el antesalista Alex Bregman y el segunda base venezolano José Altuve hicieron declaraciones a la prensa, aunque se retiraron antes de la ronda de preguntas.

Los jugadores de los Astros se reportaron ayer a los entrenamientos primaverales, pero no estuvieron accesibles a los medios.

En su discurso, Crane -quien despidió al piloto A.J. Hinch y al gerente general Jeff Luhnow tan pronto el comisionado de Grandes Ligas anunció en enero la suspensión de ambos oficiales por un año- lució contradictorio al disculparse en sus declaraciones iniciales, pero luego responder, a preguntas de reporteros, que no cree que el robo de señales por vía electrónica en 2017 haya impactado negativamente al juego de béisbol.

Los Astros se coronaron campeones de la Serie Mundial por primera vez en su historia en 2017, y desde que explotaron las revelaciones en noviembre de 2019 de que el equipo hizo trampa en el juego mediante un esquema ilegal de robo de señales usando tecnología, el campeonato ha sido puesto en entredicho.

“El pasado mes cuando Grandes Ligas anunció las penalidades a los Astros de Houstn, emití una disculpa a los fanáticos y a la ciudad y quiero expresar otra vez cuán sentido está nuestro equipo por lo que pasó. Y también quiero repetir que esto no va a volver a suceder bajo mi supervisión”, dijo Crane de entrada, un mensaje que repitió varias veces durante la conferencia de este jueves.

“Grandes Ligas dejó claro que las personas liderando las operaciones de béisbol, y las operaciones en el terreno, debían ser responsabilizados por lo ocurrido, y estoy de acuerdo. Nuestro dirigente y nuestro gerente general no solo fueron suspendidos, sino que nosotros fuimos más allá al despedirlos. Grandes Ligas estableció que nuestros jugadores no debían ser castigados por la falta de nuestro liderato. Los líderes permitieron y no detuvieron esas acciones que ocurrieron”, agregó el propietario de la franquicia.

En su breve turno al micrófono, Bregman ofreció disculpas también.

“Realmente estoy sentido por las decisiones tomadas por el equipo, la organización y por mí. Aprendí de esto y espero que podamos recobrar la confianza de los fanáticos. Y agradecemos el apoyo de la fanaticada de los Astros. Estamos enfocados en seguir adelante para la temporada 2020”, expresó Bregman, segundo en la votación para el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2019.

“Yo también seré breve”, continuó por su lado Altuve. “Tuvimos una gran reunión anoche. El equipo se siente mal por lo que pasó en 2017. El equipo determinó seguir adelante, jugar con intensidad y regresar con un campeonato”.

Baker, quien no tuvo que ver con todo el escándalo, sino que fue la pieza que trajo Crane para tratar de recuperar la confianza de la afición, dijo que lo que vio en la referida reunión de anoche entre jugadores, fue arrepentimiento.

“Mostraron gran arrepentimiento y vergüenza por sus familiares, la ciudad y por el béisbol. Solo quiero pedir al mundo del béisbol que los perdonen por los errores que cometieron. Estamos esperanzados en tener una temporada excelente, en una gran ciudad, en esa gran ciudad de béisbol (Houston). Vamos a llevar un campeonato de nuevo”, declaró Baker.

“Es una situación rara para mí, pero Jim Crane confió en que puedo ser la persona que ayude al equipo a salir adelante”.

Crane dijo que también concordó con el comisionado de Major League Baseball, Rob Manfred, en que los jugadores no debían ser penalizados.

“Este es un gran grupo de muchachos que no recibieron la dirección apropiada de nuestros líderes. No podemos cambiar las acciones del pasado, pero estamos totalmente comprometidos con seguir adelante de la manera correcta”.

Precisamente, ese último planteamiento levantó preguntas de la prensa respecto a si el equipo no debía tomar medidas propias contra los jugadores aunque MLB no lo haya hecho, pero Crane no fue categórico y solo se limitó a contestar que estaba de acuerdo con la oficina del Comisionado Manfred.

Crane se mostró confiado que con el nuevo dirigente contratado, el veterano Dusty Baker, y el nuevo gerente general, James Click, la franquicia podrá levantarse y dejar en el pasado el bochornoso escándalo que salió a la luz pública en noviembre pasado, y que le costó sus respectivos puestos como dirigentes a los puertorriqueños Alex Cora (Boston) y Carlos Beltrán (Mets de Nueva York).

Cora era en 2017 el coach de banco de los Astros, y Beltrán jugador en su último año de una carrera que duró 20 campañas.

“Creo que nosotros podemos seguir adelante con nuestro nuevo gerente general y nuestro nuevo dirigente, para que se puedan sentir optimistas y confiados esta temporada en y fuera del terreno”, comentó Crane dirigiendo su mensaje a la afición del béisbol, en especial de Houston. “Estamos orgullosos de nuestros jugadores”.