Noticia

Comparte

11 junio, 2020

Los entrenadores de judo asumen el compromiso de formar atletas

SANTO DOMINGO. Tras concluir sus vidas como atletas de alto rendimiento, abrazaron la etapa como entrenadores y dieron a conocer sus propósitos en el foro que organizó el miércoles la Federación Dominicana de Judo (Fedojudo) a través de la plataforma virtual zoom.

Un total de ocho entrenadores, que trabajan desde las categorías inferiores hasta la superior, en diferentes puntos del país, explicaron los objetivos que persiguen, los planteamientos técnicos, el proceso de actualización y capacitación que llevan, así como sus experiencias en la etapa de atletas.

Hilda Sánchez, nativa de San Pedro de Macorís, y quien duró 16 años en el seleccionado superior, ahora entrena a pequeños en un liceo en su pueblo natal.

“Me siento bien en el rol que desempeño. Es una responsabilidad muy grande y a los atletas les hago saber el valor que tiene el judo”, sostuvo Sánchez, quien aseguró que el judo es su pasión desde los nueve años cuando inició la práctica de este deporte.

En el encuentro virtual, coordinado por Leidi Germán, directora técnica de la Fedojudo, el presidente de ese organismo, licenciado Gilberto García, resaltó el papel que desempeñan los entrenadores en la formación de los atletas, al tiempo de exhortarles a seguir trabajando para luego disfrutar de la satisfacción de los buenos resultados.

“El compromiso es muy serio y ustedes, entrenadores, realizan un gran trabajo”, agregó García.

Juan Carlos Jacinto, quien participó en tres ediciones de Juegos Olímpicos y cosechó múltiples resultados en competencias Centroamericana y del Caribe, así como en Panamericanas, comenzó a desempeñar la función como entrenador desde sus tiempos de atleta activo en el Club Naco.

El licenciado en Educación Física también realizó jornadas de capacitación en México y otros países, así como diplomado en planificación y metodología del judo, entre otros.

“Hay que adaptarse a los nuevos métodos de actualización. Mi objetivo como entrenador es ayudar a los jóvenes a que puedan cumplir sus metas”, señaló el nativo de San Cristóbal, el cual manifestó que el trabajo en equipo es lo que ha dado sus frutos en la Fedojudo.

Modesto Lara, quien tiene cuatro años como miembro del cuerpo técnico de la Fedojudo, indicó que su rol “es velar que los atletas hagan las cosas como tiene que ser”.

José Vásquez (El Toro), quien confesó que la transición de atleta a entrenador fue un tanto difícil, dijo que cada entrenador tiene una función y una gran responsabilidad.

Vásquez, quien tiene un diplomado en Ciencias Aplicadas al Deporte, reveló que llegó al judo por accidente en unos Juegos Universitarios, cuando en realidad lo que practicaba era taekwondo.

El vegano Alfredo Cruz, quien es secretario general de la Asociación de Judo de La Vega, trabaja también como entrenador en un proyecto que incluye niños desde los cinco años.

“El sueño que persigo es formar jóvenes útiles a la sociedad”, aseguró Cruz, quien antes de llegar al judo pasó practicó béisbol, karate, lucha y fútbol.

Desde el 2007, Héctor Mosquea está ligado al judo como entrenador. De la provincia Santo Domingo, donde imparte sus conocimientos en la Asociación de esa disciplina, Mosquea también integra el equipo de preparadores de la Fedojudo.

Además de orientarlos en la parte técnica como atletas, Mosquea apoya a los atletas en la gestión de facilidades para que lleguen a la universidad y se hagan de un carrera.

En el foro virtual también se debatieron las cualidades que debe tener un entrenador, entre las que se citaron respeto, ejemplo, dedicación, preparación, compromiso, disciplina, puntualidad, receptividad, crítico, formador, integridad, experiencia y enseñanza, entre otras.