Noticia

Comparte

24 octubre, 2019

Los Piratas le dan un mes de permiso al pelotero Pablo Reyes

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Aunque su anhelo es obtener la corona de campeón con los Tigres del Licey, la intenciones que tienen los Piratas de Pittsburgh con Pablo Reyes es que permanezca solo por un mes con el equipo capitalino, en esta temporada 2019-20 de la pelota invernal.

De esto habló el polivalente jugador, que hizo su debut la noche del martes contra las Estrellas Orientales y que es una de las piezas con que cuenta el conjunto azul, luego de ser uno de los puntales en su primera temporada, 2018-19, en la organización.

“Por ahora, los planes no son muy largos de los Piratas. Sería por más o de menos un mes, pero vamos a ver antes de que llegue ese tiempo qué pasa”, refirió Reyes, cuando Juan Nova Junior le inquirió por cuánto tiempo está prevista su participación con los Tigres.

De su debut abrupto con el Licey el martes, sin que se anunciase en fechas previas, relató que desde su llegada de Estados Unidos se quedó tranquilo en su casa, descansando.

El jugador de 26 años y nativo de la capital acotó que fue un día, “como el viernes” pasado a practicar al estadio Quisqueya, pero que siguió trabajando en la casa y ejercitándose para poder aportar su granito de arena por la causa azul.

“Ser campeón. Mientras yo esté aquí (la intención) es poder ayudar al equipo a que pasemos, pero la mayor motivación es ser campeón, ya que si pasamos –y espero en Dios que sí-, queremos estar ahí en ese tiempo también”, dijo en la entrevista con Nova Junior en la “Antesala Azul” y antes de que los Tigres del Licey rindieran un hermoso homenaje a las Fuerzas Armadas.

Sobre los aspectos en que quiere trabajar, señaló que en mejorar, tanto en el cuadro interior como en los jardines, ya que ese es su actual rol con los Piratas en las Grandes Ligas. “O sea, que todavía tengo muchas cosas que aprender”, concedió.

Acerca de qué encontró a su llegada al Licey en esta, su segunda campaña en el equipo, dijo que no le sorprendió muchas cosas, porque siempre ve la misma armonía, los muchachos apoyándose cada uno y salen a trabajar fuete todos los días, “y si tú trabajas salen cosas buenas”.

Reyes, quien el verano pasado disputó 71 partidos con los Piratas en la Liga Nacional y 51 en la sucursal Triple A, dijo que todo estuvo bien, “nos fajamos y nos fajamos, hasta que pudimos estar mayor tiempo en Grandes Ligas y ahora estamos aquí”.

Reyes fue adquirido en abril de 2018 junto al también jardinero Arístides Aquino desde los Leones del Escogido, a cambio del jugador del cuadro  Miguel Gómez y del receptor Tony Cruz.

Comenzó la temporada de 2019 en Grandes Ligas y bajado al Indianápolis de la Liga Internacional (AAA). En 175 turnos fletó 50 imparables para promedio de .286. Entre sus batazos incluyó diez cuadrangulares y 15 dobles, impulsó 31 carreras, anotó 23. Recibió 14 bases por bolas, su promedio de embasarse (OBP) fue .343, estafó seis bases, se ponchó 38 veces.

En Grandes Ligas bateó de 143-29, bajo promedio de .203, con siete dobles, dos triples, par de jonrones, 19 remolques, 18 anotadas, 13 boletos, OBP .274, una estafa, 36 ponches.

También disputó tres partidos en Clase A corta, a modo de rehabilitación y chocó de 10-3 (.300).

En la temporada 2018-19, Reyes actuó en 41 encuentros con los Tigres. Consiguió promedio de .261 y .346 de OBP. Logró cinco dobles, un jonrón y un triple. Impulsó 14 carreras y anotó 13, robó cuatro almohadillas. Defendió los jardines como el campo corto y la segunda base.

Noticias más leídas