Noticia

Comparte

2 diciembre, 2020

Luchadora profesional vence a su oponente masculino de 240 kg

Los aficionados de las artes marciales mixtas se indignaron tras una de las peleas más extrañas que se haya visto jamás en el deporte. En lo que solo podría describirse como uno de los mayores disparates de la MMA, una luchadora profesional de 62 kg se enfrentó a su oponente masculino que pesaba casi 180 kg más.

La estrella rusa de MMA, Darina Mazdyuk, parecía meterse en un mundo de sufrimiento cuando entró a la lona para enfrentarse al youtuber Grigory Chistyakov de 240 kg, un hombre de casi cuatro veces su peso. La peleadora apostó por su velocidad y potencia para atacar a su enorme oponente, pero parecía estar en peligro cuando Chistyakov la agarró en un lado del recinto.

Sin embargo, la estrella femenina logró liberarse del agarre de Chistyakov y abrió una ráfaga de golpes dirigidos a su cabeza que hizo que su rival cayese contra la lona. A partir de ese momento, comenzó el final de la pelea. Mazdyuk siguió inmersa en sus implacables golpes contra la cabeza de Chistyakov hasta que el árbitro dio por terminada la pelea, solo 90 segundos después de iniciada.

La ex luchadora de UFC Julie Kedzie felicitó a Mazdyuk por su valentía, y la pelea se volvió viral en las redes sociales. “Se necesita ser muy valiente para pelear ese último combate y sinceramente espero que la impulse hacia una carrera en la que todo el mundo aplauda su valentía”, dijo Kedzie.

Indignación por las escenas absurdas

Muchos espectadores, incluido el árbitro de UFC Marc Goddard, criticaron la ridícula pelea y dijeron que fue un escenario “desagradable” para el deporte.

“Nos encontramos con esto… En 2020”, dijo Goddard.

“Luchamos precisamente contra este tipo de escenas, ya que los paralelismos y las connotaciones negativas son reiterativas. Para los que se mantienen al margen y para los detractores, esto son las MMA. Vergonzoso. Nauseabundo. Atroz”, dijo.

Sale a la luz la verdadera razón tras la pelea

En un giro conmovedor tras la pelea, Chistyakov reveló el motivo por el que entró a la lona. El gigante de 240 kg dijo que la muerte de un amigo cercano lo inspiró a adelgazar y mejorar su salud tras una operación reciente en el hospital.

“Estoy empezando a entrenar e intentaré llevar un estilo de vida más saludable”, dijo Chistyakov después de la pelea.

“Les diré que un hombre murió hoy, un amigo, un bloguero. Pesaba 190 kg. Por favor, Dios, les pido a todas las personas que se cuiden”, reflexionó.

Chistyakov aplaudió a su oponente tras la pelea, diciendo que después de que su estrategia inicial fallase, no tenía un plan alternativo.

“Me tiré sobre su espalda, pero ella no se cayó, y luego no supe qué hacer”, reconoció Chistyakov.