Noticia

Noticias de las Federaciones Nacionales - República Dominicana

Comparte

28 octubre, 2018

Martínez y Yelich reciben distinción Hank Aaron 2018

LOS ÁNGELES. El toletero cubano de los Medias Rojas de Boston, JD Martínez, y el jardinero norteamericano de los Cerveceros de Milwaukee, Christian Yelich, quienes estuvieron muy cerca de ganar la triple corona del bateo en sus respectivas ligas, recibieron el Premio Hank Aaron, que otorga anualmente la oficina del comisionado de Grandes Ligas al mejor bateador de cada circuito.

Martínez, por la Liga Americana, y Yelich, por la Liga Nacional, recibieron sus trofeos antes del tercer partido de la Serie Mundial en el Dodger Stadium de Los Angeles, durante una ceremonia que incluyó al comisionado Rob Manfred y a Aaron, un miembro del Salón de la Fama que bateó 3,771 hits (incluyendo 755 jonrones) y es el líder histórico de las Ligas Mayores de carreras impulsadas, con 2,297.

En su primera temporada con los Medias Rojas, Martínez fue el bateador más destacado de ambas Ligas Mayores. El bateador designado y jardinero ocasional de 31 años coqueteó con la triple corona de bateo por más de media temporada y terminó segundo en bateo (.330) y jonrones (43) y líder de carreras impulsadas (130) en la Liga Americana.

Martínez, quien tuvo 188 hits (82 extrabases) fue tercero del circuito en carreras anotadas (111) y tuvo un OBP de .402. El bateador derecho se unió a Ted Williams (1949) y Jimmie Foxx (1936 y 1938) como los únicos peloteros de Boston que batearon al menos .330 con 40 o más cuadrangulares y 130 o más impulsadas en una campaña.

Yelich, de 26 años, entró al último día de la serie regular intentando conquistar la triple corona por primera vez en 70 años en el viejo circuito y terminó como líder de bateo (.326), segundo en carreras remolcadas (110) y tercero en jonrones (36). Yelich se quedó a una empujada y dos jonrones de los lideratos de la liga.

En la historia de Grandes Ligas, 17 veces un bateador ha liderado su liga en promedio, jonrones y carreras remolcadas. El último en lograrlo fue el venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit de la Liga Americana, en el 2012. Joe Medwick, de los Cardenales de San Luis, en 1937, fue el último ganador de una Triple Corona de bateo en la Liga Nacional.

”Quiero agradecer al comisionado y a los que votaron por estos dos jóvenes. Vi a Christian y a JD y vi a todas las Grandes Ligas, pero lo más importante que pienso, lo que nos enorgullece es el hecho de que en el año que Christian tuvo, llegó tan cerca, que cerca, digo ‘tan cerca’ de ganar La Triple Corona”, dijo Aaron.

”Ahora, muchos de ustedes no saben lo que eso significa. Eso es algo muy especial. Cuando hablas de jugadores como Ted Williams y Yaz y algunos de esos otros grandes jugadores de pelota que ganaron la Triple Corona, es algo de lo que puedes estar muy orgulloso. Y así yo sólo quiero felicitar a Christian. Quiero felicitar a J.D. por un año tan sobresaliente, no solo él mismo, sino todo su equipo”. Agregó el legendario ex pelotero.

”Obviamente es un premio muy grande. Me siento muy honrado de recibirlo, especialmente al ver dónde estaba hace cinco años y donde estoy hoy”, dijo Martínez, quien fue dejado libre por los Astros de Houston en 2013, después que bateó .251 con 24 jonrones en sus primeros 252 partidos en la gran carpa.

”Es realmente una bendición. Mucha gente me ayudó a través del camino. Sólo estar aquí, sentado frente a Hank… Paul Casanova quien fue mi mentor y alguien me acogió y me hizo enamorarme del béisbol. Muchas de las historias que me contaba eran sobre Hank. Así que es increíble estar aquí en el podio con él hoy”, dijo Martínez.

”Sí, es difícil explicar cómo es”, dijo Yelich, quien fue cambiado por los Marlins de Miami a los Cerveceros antes de que comenzara la temporada para convertirse en la bujía que condujo al modesto club a ganar la División Central y alcanzar a disputar el campeonato de liga en un séptimo y decisivo choque con los Dodgers de Los Ángeles.

”Me siento honrado. Él bateó muchos jonrones ahí afuera, es un honor estar aquí, junto a JD, y recibir un premio que lleva su nombre”, agregó Yelich refiriéndose a Aaron.

Martínez es el tercer latino consecutivo de la Liga Americana que gana el Premio Hank Aaron y el segundo bateador designado de los Medias Rojas en ese tramo. El año pasado lo conquistó el intermedista venezolano José Altuve, de los Houston Astros, y en el 2016, en su última temporada en Grandes Ligas, el dominicano David Ortiz ganó el segundo Hank Aaron de su carrera. El popular ”Big Papi” de los Medias Rojas también lo había ganado en el 2005.

En total, 11 jugadores hispanos se han quedado con 20 premios Hank Aaron. 14 de esos trofeos han sido ganados por dominicanos (4 de Alex Rodríguez y 2 de Ortiz, Manny Ramírez, Albert Pujols y José Bautista, y uno para Sammy Sosa y Aramis Ramírez). El venezolano Miguel Cabrera (dos veces), el puertorriqueño Carlos Delgado, el curazoleño Andruw Jones y Altuve fueron los otros.

El Premio Hank Aaron fue creado por Grandes Ligas en 1999 para celebrar el 25 aniversario de que Aaron quebrara el récord de jonrones de Grandes Ligas que estaba en poder de Babe Ruth. Por noveno año consecutivo, un panel especial de miembros del Salón de la Fama de Cooperstown, incluyendo a Aaron, tuvo un porcentaje del proceso de elección, que también da participación a los aficionados por la vía de la internet.

”Este es el 20 aniversario del Premio Hank Aaron, que se otorga al jugador ofensivo más destacado en cada una de las ligas. Estamos encantados de tener a Hank Aaron aquí con nosotros, junto con su esposa Billye, y su nieta, para celebrar esta tarde. Quiero gracias a los votantes del Salón de la Fama que trabajaron en la selección nuestros dos ganadores esta noche, así como los fanáticos que votaron en MLB.com”, dijo Manfred.

Noticias relacionadas