Noticia

Comparte

1 noviembre, 2020

Nadal a la conquista del otro París, Schwartzman por Londres

París. (EFE). Separados apenas por unos kilómetros, Roland Garros y el Masters 1.000 de París son mundos completamente diferentes, al menos para el español Rafael Nadal, que reina con mano de hierro sobre la tierra batida y que nunca ha ganado bajo techo en la pista rápida del pabellón situado en el barrio de Bercy.

El último Masters 1.000 del año, el tercero que se disputará esta temporada marcada por las suspensiones a causa de la pandemia de coronavirus, servirá también para repartir las últimas dos plazas que quedan para las Finales ATP de Londres, a las que aspira por primera vez en su carrera el argentino Diego Schwartzman.

Tras haber conquistado su decimotercera Copa de Mosqueteros en un ambiente otoñal hace tres semanas, el español afronta como favorito la conquista de uno de los tres Masters 1.000, junto al de Miami y Shanghai, que todavía no figura en su palmarés.

La ausencia del serbio Novak Djokovic, número 1 del mundo, del suizo Roger Federer y del austríaco Dominic Thiem dejan a Nadal como único representante de los 4 mejores del mundo actual, con el griego Stefanos Tsitsipas, el ruso Daniil Medvedev y el alemán Alexander Zverev como principales rivales.

El español, que cuenta con 86 títulos, parte a la conquista del tercero bajo techo, tras la victoria en Madrid en 2005 y en Sao Paulo en 2013.

El penúltimo torneo del año, que suele llegar tras duras temporadas, se le escapa al mallorquín, que perdió la final en 2007 contra el argentino David Nalbandián y disputó las semifinales en 2009 y 2013, una ronda antes de la cual el año pasado se retiró lesionado.

En esta edición Nadal llega menos rodado, sin los principales rivales y con la moral por las nubes tras su brillante victoria en Roland Garros, con un ojo puesto en el torneo reservado a los Maestros en, otro de los trofeos que le faltan.

Si consigue la victoria, empataría a 36 Masters 1.000 con Djokovic, que se apuntó los dos anteriores de este año, Cincinnati y Roma, para superar al español en esa clasificación.

Si Nadal parte como favorito, cinco jugadores lo afrontarán con una motivación especial, porque optan de forma matemática a las dos plazas que restan para Londres.

Los que más opciones tienen son el ruso Adrey Rublev, que disputa hoy domingo la final de Viena, y el argentino Schwartzman, a quien pisa los talones el italiano Matteo Berrettini.

También cuentan con opciones el belga David Goffin y el español Pablo Carreño, aunque sus posibilidades son más pequeñas.

Ya tienen el billete asegurado para ese torneo Djokovic, Nadal, Thiem, Tsitsipas, Medvedev y Zverev, mientras que Federer no lo disputará por su lesión de rodilla y que tiene previsto regresar al circuito en el próximo Abierto de Australia.

Schwartzman cayó el año pasado en segunda ronda en París, al igual que Berrettini, por lo que ambos tienen que superar esa instancia para empezar a sumar puntos.

Actualmente les separan 210 puntos, pero al italiano le quitarán 200 por que ya disputó la pasada temporada el torneo de Londres, lo que facilita la labor del argentino. Sin embargo, en París se reparten 1.000, por lo que levantar el trofeo puede cambiarlo todo en esa carrera.

Tras vencer a Nadal en cuartos de final del pasado torneo de Roma, donde disputó su primera final de un Masters 1.000, Schwartzman dio un paso adelante importante, que confirmó en Roland Garros, donde por primera vez jugó los cuartos de un Grand Slam.

El argentino alcanzó después la final de Colonia y renunció al torneo de Viena, donde había sido finalista la pasada temporada y tenía pocas opciones de sumar puntos, fiandolo todo a su actuación en París.