Noticia

Comparte

1 diciembre, 2020

Nate Robinson cambió la NBA por el boxeo y hace el ridículo

La presencia en el ring de Mike Tyson fue el plato fuerte del show, pero esta nueva modalidad de exhibiciones que incluyó peleas de famosos y actuaciones musicales de raperos como Snoop Dogg, tuvo bastante de bochorno.

Como lo que ocurrió con el exjugador de la NBA Nate Robinson, que recibió una brutal paliza en su debut boxístico.

En uno de los combate previo, la estrella de Youtube Jake Paul lo venció por un rápido y contundente KO en el segundo asalto.

Robinson, de 36 años, tuvo una extensa carrera en la NBA. Jugó principalmente en New York Knicks, pero luego pasó por Boston, Oklahoma City, Chicago, Denver, Los Angeles Clippers y New Orleans. Pero fue más conocido por ganar tres veces el concurso de mates de la NBA (2006, 2009 y 2010) pese a su baja estatura (1,79m).

Robinson lució sorprendido por la agresividad de su rival. Como si esperara que el tono de exhibición le permitiera escapar de los golpes. Pero ante el constante castigo, comenzó a abrazar a su rival, esquivando la pelea y dando un espectáculo lamentable.

Paul, que ya se había estrenado con una victoria en enero, mandó a la lona a Robinson en el primer asalto y en el arranque del segundo. El youtuber (más de 20 millones de seguidores) acabó finalmente con la resistencia de Robinson cuando se llevaban apenas un minuto y 35 segundos del segundo asalto.

“Quiero estar en este deporte por un tiempo largo, adoro el boxeo”, dijo Paul, a quien le gustaría enfrentar ahora a la estrella de artes marciales mixtas Conor McGregor.

Deportistas que se suman al boxeo

Son muchos los deportistas que intentan incursionar en el boxeo profesional. Un caso recordado es el del letón Kaspars Kambala, jugador de básquet de Real Madrid que, tras quedar suspendido por un caso de doping, incursionó en el boxeo con buenas actuaciones (cuatro victorias -tres KO- y un empate).

El rugbier Sonny Bill Williams, campeón mundial con los All Blacks, también lo hizo con seriedad. Está invicto en siete peleas. Ahora tiene 35 años y no combate desde 2015.

En la Argentina es recordado el caso de Pablo Migliore, exarquero de San Lorenzo y Boca Juniors, que realizó algunos combates para una asociación alternativa.