Noticia

Comparte

24 abril, 2020

Organizadores de Juegos de Olímpicos prometen transparencia

El director ejecutivo de los Juegos Olímpicos de Tokio, Toshiro Muto, prometió  “transparencia” con los contribuyentes japoneses sobre los costos del aplazamiento de la competencia hasta el año próximo.

Ni los organizadores japoneses ni el Comité Olímpico Internacional ha dicho lo que costará demorar los juegos por un año. Los primeros estimados van de 2.000 millones a 6.000 millones de dólares.

“Es sumamente probable que los gastos sean mayores que lo planeado en el presupuesto original”, dijo el director ejecutivo Toshiro Muto en una teleconferencia.

Dijo que la suma exacta no está clara, “pero procederemos con transparencia y les explicaremos los costos a los contribuyentes”.

Aunque los funcionarios dicen que los costos añadidos no se conocen, algo está claro: los contribuyentes japoneses pagarán la mayor parte.

El gobierno municipal de Tokio, los organizadores locales y el Comité Olímpico de Japón están obligados bajo el “Contrato de Ciudad Sede” firmado en el 2013 a cubrir la mayor parte de los costos.

El asunto del costo es delicado en Japón, particularmente para el gobierno del primer ministro Shinzo Abe, que ha sido un ardiente partidario de las justas de verano.

Japón, al igual que muchos países, pudiera hundirse en una profunda recesión el año próximo, causada por la pandemia de coronavirus. Japón se va a gastar oficialmente 12.600 millones de dólares para organizar los Juegos Olímpicos, pero una auditoría del gobierno el año pasado concluyó que la suma sería al menos el doble.

Todo proviene de fondos púbicos a excepción de 5.600 millones en un fondo operativo financiado privadamente.

El COI ha contribuido 1.300 millones de dólares, pero no se espera que pague mucho más. Sus ingresos en el último ciclo olímpico de cuatro años fueron 5.700 millones.

John Coates, el miembro del COI que supervisa los planes para los Juegos de Tokio, dijo la semana pasada que la organización necesitaría pagar “varios centenares de millones de dólares” para mantener a flote a muchas federaciones internacionales y comités olímpicos nacionales. No indicó si alguna porción de ese dinero sería para Tokio.

A Muto se le preguntó directamente si Japón estaba “preparado” para pagar por todos los costos adicionales o si deberían ser compartidos”.

Muto no respondió, limitándose a referir a una declaración anodina emitida la semana pasada por el COI y los organizadores locales.

Noticias más leídas