Noticia

Comparte

4 enero, 2021

Primer Ministro de Japón considera el estado de emergencia por incremento COVID

INSIDETHEGAMES.-  El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, ha dicho que el gobierno está considerando un nuevo estado de emergencia ya que los casos diarios de COVID-19 siguen siendo altos con solo 200 días para la apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Tokio informó hoy 884 nuevos casos de COVID-19, incluido un récord de 108 casos considerados graves.

Según The Japan Times , Suga está considerando colocar a Tokio, Chiba, Kanagawa y Saitama bajo mayores restricciones después de que funcionarios de estas prefecturas, incluido el gobernador de Tokio, Yuriko Koike, pidieron que se declarara el estado de emergencia.

Los 884 casos reportados en Tokio fueron los más altos registrados un lunes.

El viernes se realizaron un total de 2.067 pruebas, según un comunicado del Gobierno Metropolitano de Tokio.

El número total de contagios en la capital asciende ahora a 63.474.

Japón ha registrado más de 246.000 casos confirmados de COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

La semana pasada fue la decimocuarta semana consecutiva en la que el total de casos semanales a nivel nacional aumentó, y el número de muertos en ese período se multiplicó por diez.

Ahora hay 3.645 muertes reportadas relacionadas con COVID-19 en Japón.

Los casos a nivel nacional de ayer (3 de enero) fueron los más bajos desde el 29 de diciembre, con 2.942.

Japón informó un récord de registro diario de más de 4.000 casos confirmados el viernes (1 de enero).

Osaka y Kanagawa son las prefecturas con más casos hasta la fecha, mientras que Aichi, Saitama, Hokkaido, Chiba e Hyogo tienen más de 10,000 casos totales.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han alcanzado una vez más el hito de los 200 días para el día de hoy, y los Juegos se celebrarán del 23 de julio al 8 de agosto.

Debido a la pandemia de COVID-19, el Comité Olímpico Internacional en marzo de 2020 pospuso los Juegos hasta 2021.

El reciente aumento de infecciones en el país anfitrión ha alimentado las preocupaciones sobre si el evento se llevará a cabo en su horario reprogramado.