Noticia

Comparte

6 febrero, 2020

Real Sociedad y el Athletic Bilbao echan a los grandes de la Copa

BILBAO. El Barça también. Como el Real Madrid o el Villarreal. Como antes el Valencia… Como tantos. La Copa a un partido le derrumbó en San Mamés, de forma cruel, en el último suspiro y después de jugar un partido excelente, de rozar la victoria en una segunda mitad que mandó con autoridad y en la que solo le faltó el gol.

Protagonista de las seis últimas finales del torneo, el equipo de Setién se despidió del primer título de la temporada. Mereció mejor suerte, pero no tuvo acierto de cara al gol y lo acabó pagando en el último suspiro.

Partido enorme, sin vuelta atrás y con una semifinal de Copa en juego, el Athletic se plantó tan rabioso en el campo como firme y concentrado el Barça, conocedor del plan rojiblanco y que se entregó a la pelea sin disimulo, convirtiéndose el partido en un toma y daca constante, en una búsqueda desesperada por parte de los locales de la portería de Ter Stegen y en un paciente ejercicio de fútbol de los barcelonistas, confiando en que fuera rebajando la intensidad. Lo que no ocurrió.

Se presentó Messi con una jugada excelsa a los cuatro minutos que remató fuera Ansu Fati para frenar el ímpetu del Athletic, y dar a entender su presencia en el partido y tomar el liderazgo de un Barça que rozó el gol poco después, cuando Núñez se cruzó en el remate, otra vez, de Ansu. Entendía el equipo de Setién la necesidad de hacerse notar con el balón y respondían con furia los locales, que celebraron un gol de Williams, anulado por fuera de juego.

Presionando muy arriba y complicando la salida de balón al Barça, provocando hasta tres errores de Ter Stegen en la entrega y asustando a trompicones, conseguía el Athletic mantener al Barça alejado de su área, defendiendo también muy arriba en un juego muy revolucionado y que, llegado al descanso, invitó a sospechar una segunda mitad menos intensa.

 

REAL SOCIEDAD 4, REAL MADRID 3

Con dos goles del delantero sueco, Alexander Isak, otro de Martin Odegaard y uno más de Mikel Merino la Real Sociedad dio la campanada en la Copa del Rey y echó del torneo al real Madrid por marcador de 4-3.

Con un juego excelso, los Txuri-urdines consigueron su pase a la semifinal y dejaron al club blanco, que nunca estuvo cómodo en el campo y terminó cayendo en los cuartos de final.

El primer tiempo terminó 1-0, con el gol de Odergaard, y aproximaciones de ambos equipos, la Real Sociedad tenía las más claras, pero les fallaba la puntería. En esos momentos nadie se imaginaba la debacle madridista.

Ya en el segundo tiempo sucedió lo inevitable, Alexander Isak, quien entró al segundo tiempo con la mira bien afinada amplió la ventaja 3-0. Todo se derrumbaba para los de blanco.

Marcelo dio un poco de esperanza al minuto 59, cuando descontó y puso el 3-1, pero sólo 10 minutos después llegó el 4-1 como losa para los de Zinade. Aún así, no se rindieron y lograron marcar dos anotaciones más, una por conducto de Rodrygo al 81’ y la que puso el 4-3 final en la recta final del encuentro, al 93’ con un cabezazo cruzado de Nacho.

En los minutos de compensación restantes el vendaval madrileño se le fue encima al cuadro de Imanol Alguacil, pero el esfuerzo no fue suficiente. El árbitro pitó el final y el Real Madrid se quedará sin triplete y sumará seis años sin ganar este torneo.