Noticia

Comparte

25 abril, 2020

Sorteo telemático de la NFL bate marcas de audiencia en televisión

Houston (EE.UU.), (EFE).– La celebración la pasada noche de la primera ronda del sorteo universitario de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), dio la gran alegría al mundo del deporte en Estados Unidos tras batir marcas de audiencia de televisión, a pesar de que por primera vez en la historia tuvo que realizarse de forma telemática, debido a la pandemia del coronavirus.

La suspensión de todas las competiciones desde el 12 de marzo dejó el panorama deportivo en televisión bastante árido durante todo un mes.

Pero la historia cambió la pasada noche cuando el comisionado de la NFL, Roger Goodell, el hombre que impuso su criterio de celebrar por encima de todo impedimento el sorteo, comenzó a anunciar a los jugadores seleccionados por los distintos equipos.

En ese momento, a través de la televisión, los aficionados a la NFL se sentaron para reivindicar, a través de todo el país, que están listos y ansiosos de volver a tener deportes que puedan ver y disfrutar, al menos de manera audiovisual.

El resultado de este sentir fueron los resultados de audiencia de televisión que dejó la trasmisión de la primera ronda y que la colocan como la más vista de todos los tiempos.

Según la información ofrecida por la NFL, la audiencia promedio durante la primera ronda del sorteo fue de 15,6 millones, lo que representa un aumento del 37% sobre la audiencia promedio del año pasado (11,4 millones).

El número de espectadores aumentó un 26% sobre el sorteo de la NFL 2014, también conocido como el “draft de Johnny Manziel”, que produjo una audiencia promedio de 12,4 millones de espectadores.

La audiencia promedio se contó en función del número de televidentes combinados de ABC, ESPN y NFL Network, que televisaron el sorteo de la NFL el jueves por la noche.

La audiencia del sorteo alcanzó su punto máximo entre las 8:45 p.m. y las 9 p.m., ambas horas del Este, cuando los Dolphins de Miami estaban en la espera de hacer su selección.

En esos momentos, un total de 19,6 millones de personas estaban mirando cuando al final el equipo de Miami decidió usar su primera selección de primera ronda, con el número cinco, en elegir al mariscal de campo Tua Tagovailoa.

El sorteo, que se realizó por primera vez en la historia de la liga de manera telemática, fue presentado por Goodell, quien anunció cada selección desde el sótano de su residencia, en Bronxville (Nueva York), valorada en 4,1 millón de dólares, mientras los fanáticos lo abucheaban en Internet.

El sorteo fue especialmente popular en el estado de Ohio este año, ya que las tres principales ciudades desde el punto de vista de la audiencia estaban todas en el territorio del equipo de los Buckeyes de la Universidad de Ohio State.

Aunque los Bengals tenían la mejor selección, que utilizaron en el mariscal de campo Joe Burrow, como número uno, Cincinnati en realidad no se clasificó como la ciudad con el mayor número de espectadores. En cambio, ese honor fue para Columbus (Ohio).

De esta manera, las cinco ciudades principales que tuvieron las calificaciones más altas durante la primera ronda del sorteo fueron Columbus con una audiencia de 16,7 millones de telespectadores seguida por Cleveland (15,9), Cincinnati (15,6), Filadelfia (15,1) y Kansas City (14,3), donde están los Chiefs, actuales campeones del Super Bowl.

El sorteo, que continuará esta noche con la segunda ronda, se convierte en el mayor evento relacionado con el deporte que se transmite por televisión desde que la pandemia de coronavirus cerró la competencia en vivo a mediados de marzo.

El mismo estuvo en peligro después que Goodell estableció que no iba a ser aplazado por culpa de la pandemia del coronavirus y muchos dueños y gerentes generales de los 32 equipos de la NFL consideraron que no iba a ser posible reunir toda la información que necesitaban sobre los jugadores al estar cerradas todas las actividades y prohibición de entrevistarse en persona con los candidatos.

Sin embargo, Goodell, de inmediato, mandó un memorando interno a todos los equipos a los que les recordaba que la celebración del sorteo había sido aprobada por la junta de gobernadores y por lo tanto debía mantenerse, aunque no pudiese realizarse en el hotel Fountains of Bellagio, de Las Vegas, pero si de forma telemática.

También esa decisión de Goodell fue cuestionada por lo complejo del montaje técnico que cada equipo tendría que tener mientras se mantenía la cuarentena en todo el país y el distanciamiento social.

Pero al final, la pasada noche, todo el sistema de trasmisión también se convirtió en el primer gran éxito que la NFL y el deporte conseguía en la lucha contra la pandemia del coronavirus.