Noticia

Comparte

5 septiembre, 2020

Tokio 2020 contempla eximir a los atletas de la cuarentena al llegar a Japón

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 contemplan eximir a los atletas de la cuarentena obligatoria para visitantes foráneos a su llegada a Japón, a cambio de limitar sus movimientos durante las competiciones para prevenir posibles contagios.

Se trata de una de las opciones que han comenzado a discutir el comité organizador de Tokio 2020 y las autoridades niponas, en el marco de la estrategia que se aplicará para prevenir contagios a la llegada de espectadores y atletas.

“Hemos empezado a debatir contramedidas para organizar unos Juegos seguros para espectadores y atletas, lo que constituye nuestra máxima prioridad”, dijo el director ejecutivo del comité organizador, Toshiro Muto, en una rueda de prensa ofrecida al término de la reunión.

Entre ellas se ha considerado “ofrecer un tratamiento especial” para los atletas a la hora de pasar los controles migratorios y sanitarios al entrar en Japón, dijo Muto, quien precisó que “aún no se ha decidido nada y todo dependerá de la situación de la pandemia en ese momento”.

La ministra japonesa para los JJOO, Seiko Hashimoto, señaló también en declaraciones a los medios que le gustaría “abordar medidas para evitar una caída del rendimiento de los atletas” relacionada con la cuarentena obligatoria que aplica Japón a los viajeros que llegan a su territorio.

Las autoridades niponas prohíben actualmente la entrada a ciudadanos de 159 países o a viajeros que hayan pasado por éstos, incluyendo toda Europa y gran parte de Asia y de América.

Japón también exige a los residentes extranjeros procedentes de esas zonas consideradas de riesgo someterse a un test PCR antes de tomar el vuelo y otro a su llegada a territorio nipón, además de obligarles a mantener una cuarentena de 14 días.

La cuarentena, que también se aplica a los ciudadanos japoneses que regresen del extranjero, podría no aplicarse a los atletas olímpicos si salen adelante las propuestas discutidas hoy.

Consenso con las federaciones y el COI

En cambio, los deportistas sí tendrían que someterse a un doble test del COVID-19 antes de viajar a Japón y a su llegada, y se les limitarían sus movimientos a la Villa Olímpica y a las instalaciones deportivas sin poder salir de las mismas, según otras propuestas recogidas por los medios nipones.

Una vez definidas estas medidas de seguridad sanitaria, así como posibles sanciones en caso de incumplimiento por parte de atletas, deberán ser consensuadas con las federaciones internacionales y con el Comité Olímpico Internacional (COI).

“Hoy tratamos de avanzar en las discusiones y compartimos los principales desafíos, pero no hemos entrado en esos detalles, eso será en el futuro”, dijo Muto, quien también recalcó la voluntad de los organizadores de acordar las medidas con todos los actores implicados.

En esta primera reunión, los organizadores y las autoridades niponas abordaron medidas de seguridad sanitaria para los atletas previas a su llegada a Japón y durante su estancia durante los Juegos, unas discusiones que se mantendrán en próximas reuniones ese mes.

En octubre, se estudiarán medidas para representantes de comités olímpicos nacionales, federaciones, el COI o medios de comunicación y voluntarios, mientras que un mes después se debatirá cómo garantizar la seguridad de espectadores.

Muto recalcó que los anfitriones trabajan “con la intención de que pueda haber público en los estadios” y señaló que los organizadores tendrán listo para finales de año un informe con todas las posibles medidas de seguridad sanitaria que se aplicarán en los Juegos previstos en la capital nipona para julio y agosto de 2021.