Noticia

Comparte

6 octubre, 2019

Astros y Yankees ponen series 2 – 0 a su favor

Cole poncha a 15 y Astros aventajan 2-0 la SDLA

HOUSTON — Gerrit Cole continuó en octubre el espléndido desempeño que tuvo en septiembre. Alex Bregman conectó el batazo que esperaban los fanáticos que pedían a coro su nombramiento como el Jugador Más Valioso de la temporada.

Y los Astros están a un triunfo de la Serie de Campeonato.

Houston sobrevivió a un turbulento noveno inning para imponerse el sábado 3-1 a los Rays de Tampa Bay, con lo que tomó una ventaja de 2-0 en la Serie Divisional de la Liga Americana.

Cole, quien el mes pasado ostentó una foja de 5-0 y una efectividad de 1.07 en seis aperturas, estableció un récord de postemporada para los Astros, con 15 ponches en siete innings y dos tercios, para ganar su 17ma decisión consecutiva, un récord de la franquicia.

Los 15 ponches que recetó Cole igualaron el tercer mayor número que se haya observado en un duelo de postemporada, y representaron el total más elevado desde que Roger Clemens consiguió también 15 en la Serie de Campeonato de la Americana de 2000, por los Yanquis de Nueva York ante Seattle.

Cole (1-0), quien lideró las mayores con 326 ponches en la campaña regular, extendió su récord de las Grandes Ligas, al hilar su décimo compromiso con al menos 10 abanicados. Los Rays fueron incapaces de montar un buen ataque en su contra, durante una noche en que obligó a que 33 bateadores hicieran el swing y fallaran.

Es la mayor cifra de este tipo desde 2008, cuando las mayores comenzaron a llevar el registro. En total, Cole realizó 118 pitcheos, la mayor cantidad en su carrera.

Kevin Kiermaier disparó un doble con dos outs en el octavo capítulo, y Cole abandonó el montículo luego de regalar su primer boleto, al dominicano Willy Adames. El público se puso de pie para despedir al derecho, quien agradeció justo antes de entrar en la cueva.

El mexicano Roberto Osuna llegó para ponchar al cubano Yandy Díaz, lo que puso fin al octavo episodio.

Pero en el noveno, Osuna se hizo un lío. Austin Meadows y Tommy Pham le conectaron sencillos consecutivos, mientras que Ji-Man Choi recibió el boleto para que se llenara la casa.

Los Rays se acercaron a 3-1 cuando el venezolano Avisaíl García fue out forzado en un roletazo que empujó a Meadows. Osuna dio la base por bolas a Brandon Lowe, para volver a llenar las bases, y el manager AJ Hinch tuvo que recurrir a Will Harris.

Con cuenta llena, Travis d’Arnaud se ponchó. Kiermaier bateó un rodado al primera base cubano Yuli Gurriel, quien cedió para que Harris pisara primera y se acreditara el salvamento.

Por los Rays, el cubano Díaz de 4-0. El venezolano García de 4-0 con una empujada. El dominicano Adames de 2-1.

Por los Astros, el venezolano José Altuve de 4-1. Los cubanos Yordan Álvarez de 4-2, Gurriel de 4-1 con una anotada. Los puertorriqueños Carlos Correa de 4-2 con una remolcada, Martín Maldonado de 3-2 con una empujada.

———-

Grand slam de Didi pone a N.Y. arriba 2-0 en SDLA

NUEVA YORK — Cuesta creerlo, pero los Yanquis de Nueva York se presentaron con la misma alineación en juegos consecutivos por primera vez en el año. También se ratificó a Didi Gregorius como titular y éste respondió en grande a la confianza depositada por el manager Aaron Boone.

Gregorius despachó un grand slam dentro de un racimo de siete carreras en el tercer inning, y los Yanquis aplastaron otra vez a los Mellizos de Minnesota, imponiéndose el sábado por 8-2 para tomar una ventaja de 2-0 en la Serie Divisional de la Liga Americana.

Nueva York necesita una victoria más para liquidar la serie al mejor de cinco juegos.

¿Qué harán al viajar a la casa de Minnesota?

“Vamos a apretar las tuercas”, afirmó Boone. “Tenemos toda clase de poder de fuego para el lunes”.

Los Mellizos desembarcaron en el Yankee Stadium como el equipo que trituró el récord de jonrones en una temporada regular, pero los Yanquis ni se inmutaron. Después de todo, los campeones de la División Este batearon 306, uno menos que el llamado “Escuadrón Bomba” de Minnesota.

El jonrón de Gregorius distanció a los Yanquis en un tercer inning en el que sus nueve bateadores acudieron al plato. El campocorto curazaleño se bamboleó con el madero tras conectar una recta de 94 mph del relevista Tyler Duffey cerca del poste de foul del jardín derecho.

“Sabía que era un batazo bueno”, dijo Gregorius.

Fue una manera enfática de sacudirse de un bajón ofensivo: bateó para .194 en septiembre y se fue de 3-0 en el primer juego. No disparaba un jonrón desde el 10 de septiembre.

En la antesala del segundo duelo, Boone dio por sentado que Gregorius iba a despertar con el bate. Y fue lo que hizo el ambidiestro, octavo en el orden ofensivo: dio un sencillo al cuadro en su primer turno y luego conectó su jonrón rumbo al segundo nivel de gradas.

“No me sorprende en lo absoluto. Es lo que espero de Didi”, dijo Boone. “Cuando uno cree que lo tienes vencido, te responden con un tremendo swing”.

Los Mellizos siguen sumidos en una espiral negativa en los playoffs: han perdido 15 juegos seguidos, incluyendo 12 al hilo ante los Yanquis. La racha ante Nueva York es la más larga en la historia de la postemporada frente a un rival en particular, eclipsando la hegemonía de Boston sobre los Angelinos de 1986 a 2008.

Para la última victoria de Minnesota en un juego de playoffs habría que irse al primer juego de la Serie Divisional de la Americana en 2004, cuando Johan Santana superó a los Yanquis.

Al borde del abismo en la serie, los Mellizos tratarán de frenar la mala racha al irse a casa para el tercer juego, que se disputará el lunes.

“Tenemos la seguridad de que podemos darle la vuelta”, dijo el manager de los Mellizos Rocco Baldelli.

Tendrán que contener a unos Yanquis que ganaron 103 juegos en la temporada regular. Cada uno de los nueve titulares los “Bombarderos del Bronx” se embasó, acumulando 11 hits y ocho boletos.

El abridor de los Yanquis Masahiro Tanaka cubrió cinco innings, permitiendo una carrera y tres hits, con siete ponches. La segunda carrera de los Mellizos no llegó sino hasta el noveno episodio, con un doble productor del venezolano Luis Arráez ante el nicaragüense Jonathan Loaisiga, quien luego se encargó de poner fin al duelo.

Luego de caer 10-4 el viernes, el manager de los Mellizos recurrió al novato Randy Dobnak, un pitcher que a inicios de año conducía para Uber para complementar sus ingresos y que hace una semana se casó. El derecho fue atacado de inmediato, permitiendo un sencillo remolcador a Edwin Encarnación en el primero.

Sobrevivió una amenaza en el segundo y fue relevado tras congestionar las bases sin outs en el tercero.

Duffey no pudo evitar el daño al tolerar un elevado de sacrificio de Giancarlo Stanton, seguido por un sencillo impulsor de Gleyber Torres y un pelotazo a Gary Sánchez. Todo eso antes del cañonazo de Gregorius, quien no pudo debutar en la campaña hasta inicios de junio tras someterse a una cirugía reconstructiva en el codo derecho.

“Todo el mundo pasa por altibajos, pero hay que mantener la confianza siempre alta”, comentó Gregorious. “La gente siempre dirá si haces algo bien o mal. Lo único que me toca hacer es salir a jugar y hacerlo mejor”.

Los fanáticos en el Bronx se deleitaron de principio a fin — se mofaron de Dobnak coreándole “¡Uber!” cuando calentaba en el bullpen.

El momento cumbre al anochecer llegó con el slam de Gregorius, el 12do en la historia de los Yanquis en los playoffs.

Los Yanquis buscarán barrer la serie con el dominicano Luis Severino en el montículo, en la que será su cuarta aparición en una temporada casi perdida por culpa de lesiones en el hombro y dorsal. Severino lució bien en tres aperturas en el último mes. Jake Odorizzi abrirá por Minnesota.

Por los Mellizos, los dominicanos Jorge Polanco de 3-0, Nelson Cruz de 3-1 con una anotada y una empujada, Miguel Sanó de 4-0. El puertorriqueño Eddie Rosario de 4-1. Los venezolanos Arráez de 4-2 con una empujada, Marwin González de 3-0.

Por los Yanquis, los dominicanos Edwin Encarnación de 4-2 con una anotada y una empujada, Gary Sánchez de 2-0 con una anotada. El venezolano Gleyber Torres de 5-1 con una anotada y una producida. El colombiano Gio Urshela de 4-2.

 

 

Noticias más leídas