Noticia

Comparte

30 agosto, 2019

Aquino un verdadero “Castigador” del pitcheo de Grandes Ligas

MIAMI – Si les parecen extraordinarias las cosas que hecho el cubano Yordan Álvarez con los Houston Astros, deténganse a mirar los números del dominicano Aristides Aquino con los Cincinnati Reds.

Mientras Alvarez se acerca cada vez más al premio de Novato del Año en la Liga Americana y coloca su nombre junto al de leyendas como Ted Williams y Joe Dimaggio, Aquino escribe su propia historia sin precedentes.

Más de 19 mil 600 peloteros han pasado por las Grandes Ligas en toda la historia y nunca uno, antes de Aquino, consiguió batear 14 jonrones en sus primeras 103 comparecencias al plato.

Ojo, digo comparecencias, no veces al bate. Su decimocuarto cuadrangular llegó en su turno número 94, pues además tiene ocho boletos y dos pelotazos recibidos.

Tras finalizar una serie de cuatro partidos ante los Miami Marlins, el joven de 25 años suma 97 turnos oficiales, lo cual le da una frecuencia de un bambinazo cada 6.93 veces al bate, para hacer valer muy bien su apodo de ‘The Punisher’, (El Castigador).

Además, suma 32 carreras impulsadas en apenas 27 juegos, desde que fue llamado de las Menores el 1 de agosto, para una media de 1.18 remolques por partido.

Su average es de .330, con un slugging de .804 y un OPS de 1.197.

Con un estilo poco ortodoxo, Aquino se para a batear prácticamente frontal hacia el pitcher y sólo cuando viene la bola, mete el pie izquierdo más al centro y le pega a la pelota con una brutalidad descomunal.

“Sólo le doy gracias Dios por haberme permitido lograr mi meta de llegar a las Grandes Ligas. Ahora lo que queda es seguir metiendo mano y trabajar fuerte para ayudar al equipo en estos meses tan importantes de la temporada”, manifestó la nueva sensación de Cincinnati, quien coincidentemente, usa el mismo número 44 que Yordan Álvarez.

“Es divertido ver lo que está haciendo”, dijo el manager de los Reds, David Bell.

Sus 14 bambinazos representan una marca de más jonrones en un mes para un novato en la Liga Nacional, cuando a agosto le quedan todavía dos días más.

“Cada noche es un récord nuevo y lo mejor es que se le ve sin presión, disfrutando lo que hace”, añadió Bell tras el partido del jueves, último de una serie de cuatro en Miami donde Aquino impulsó las tres carreras de su equipo en la derrota 4-3 en 12 episodios.

“Es un orgullo para todos nosotros tenerlo en el equipo y siempre estamos pendientes de cada turno suyo, porque en realidad está poniendo números impresionantes”, comentó su compatriota Luis Castillo, el principal lanzador de la rotación de Cincinnati.

“Me alegro mucho de que esté logrando esos números y mucho más, de que esté dando esos jonrones del lado de nosotros. Los batazos salen con una fuerza tremenda. No me gustaría estar en la piel de los pitchers que enfrenta” agregó Castillo.

Luego de disparar 28 vuelacercas en AAA, Aquino fue llamado al equipo grande después del canje que llevó al cubano Yasiel Puig, titular del jardín derecho, a los Cleveland Indians el 31 de julio.

“Las cosas pasan en su momento por algo. Sólo doy gracias a Dios por permitirme estar aquí”, dijo el muchacho, mientras que a los simples mortales nos quedará siempre la duda de qué hubiera pasado, de haber comenzado la temporada desde el principio en Grandes Ligas, como Pete Alonso, el novato de los New York Mets.

Noticias más leídas