Noticia

Comparte

23 noviembre, 2018

Capitán del Real Madrid implicado en dos casos de dopaje

ESPN.– Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, estaría implicado en dos investigaciones por procesos extraños en dos pruebas antidopajes, según reveló el diario Der Spiegel, quien retoma información de Football Leaks.

En abril de 2018, el español se resistió a un control de la agencia española antidopaje AEPSAD en Málaga, ya que el defensa se habría duchado antes de la prueba, aunque el verificador había advertido varias veces al jugador que esto podría tener serias consecuencias, ya que está prohibido.

De acuerdo con la estricta Ley Española Antidopaje, ducharse o bañarse antes de un análisis de orina puede interpretarse y castigarse como “obstrucción de parte de los procedimientos de control de dopaje”.

Previo a esto, en la final de la Liga de Campeones en junio de 2017 contra la Juventus en Cardiff, Sergio Ramos habría fallado un control de dopaje. En ese momento dio una muestra que contenía trazas de dexametasona. La preparación de cortisona está en la lista de sustancias de la Agencia Mundial (Antidopaje Wada), que no debe utilizarse en competición. Se permite su uso antes de la competición, siempre que se registre en la forma del control de dopaje, lo que faltó en el registro. Ante esto, la responsabilidad del caso fue asumida por el médico del Real Madrid, quien admitió que Ramos recibió dos inyecciones en la rodilla y el hombro el día antes del partido.

Sin embargo, la UEFA habría decidido archivar el caso al dar por válidas las explicaciones del jugador y los servicios médicos del club.

Pero la cuestión no queda ahí. De acuerdo con la información publicada por los medios asociados con EIC, el jugador habría roto el protocolo antidopaje menos de un año después.

Según detalla Der Spieguel citando documentos filtrados por Football Leaks el jugador supuestamente se “resistió a una prueba antidopaje en abril de 2018”. Der Spiegel se remite a una supuesta carta enviada por la agencia española antidopaje al Real Madrid en la que habría informado al cuerpo médico que el jugador rompió el protocolo al ducharse antes de ser sometido a la prueba.

La carta enviada al Real Madrid en septiembre pasado, según detalla Der Spiegel, habría causado alarma en el club ya que las sanciones pueden ser “muy severas”.