Noticia

Comparte

8 agosto, 2011

Castillo y Marte ganaron II Clásico de Golf ADS

Jarabacoa – La Vega. Las veteranas jugadoras Celeste Castillo y Francia de Marte, con veinte años en este deporte, conquistaron el II Clásico de Golf “ADS” de los Caballeros de Don Bosco, justa que estuvo dedicada a Monseñor Fabio Mamerto Rivas SDB de la congregación Salesiana.

Certamen en que se disputó por primera ocasión la Copa Rotativa Brugal, en el nivel individual neto.

Castillo, del nivel A logró el premio bruto con 86 golpes y la señora de Marte, consiguió el galardón neto con 73 golpes, representativas de Las Aromas de Santiago y del Jarabacoa Golf Club.

Segunda posición para la jabacoense Leila Ramírez, precisando 78 golpes, las cuales jugaron Medal Play individual.

La estelar Castillo, inicio sus primeras clases de golf en Europa y luego en el Santiago Golf Club, presentándose en Bonao. En cinco ocasiones ha estado en la selección nacional, su mejor actuación con 68 golpes, index 6.2.

Celeste, abogada titulada en la universidad Utesa, tiene un hijo golfista de 25 años, de nombre Rommel.

Juega este deporte motivada con gran pasión, actividad donde ha conocido muchos amigos, confía en su aproche, lo que me hace recuperar mi juego, excelente putt, golpe fuerte desde los tees, colocando la bola en las distancias de  250 y 280 yardas.

Hago este deporte, motivando a mis amigas para que aprendan de esta actividad, siendo para ellas guía, viéndome en mis momentos de inicio como novata.

La localista Francia de Marte, 20  años con su hábitat Jarabacoa, dos veces en el conjunto quisqueyano, con hándicap entre 16.5 y 1, aprendió a jugar con el pro Guillermo Gómez en Puerto Plata, me enseñó a jugar este deporte.

Francia se ha mantenido como directiva del Jarabacoa Golf Club, desde vocal hasta tesorera, colaboradora de Fedogolf; madre distinguida donde su familia juega golf desde esposo, hijo, hija y dos nietos, siendo estos Frank, Francis, Nelson Francisco, Edward Franklin y Frandia Marte de Valdez.

Su mejor score es 76 golpes, de drive fuerte, busca siempre que la bola suba al green, concentrada cuando la bola está lejos del hoyo.

Desde pequeña fue jugadora de beisbol, primera vez un palo en la mano, la bola subió al green, motivando a jugar con  entusiasmo, mostrando que podía.

El día inaugural, el Obispo Emérito Mamerto Rivas, recibió una placa de reconocimiento, un afiche y una franela del certamen, además el religioso realizó el golpe de apertura.