Noticia

Comparte

28 julio, 2020

Celebrarán misa por el primer aniversario del fallecimiento del profesor Nelly Manuel Doñé

SANTO DOMINGO.- El Comité Olímpico Dominicano (COD) ofrecerá este miércoles, 29 de julio, una misa con motivo del primer aniversario del fallecimiento del profesor Nelly Manuel Doñé.

La eucaristía Inmemorian al profesor Doñé será celebrada a las 7:00 de la noche de manera virtual por el sacerdote Candelario Mejía, de la pastoral deportiva, desde la Parroquia Santa Margarita y se podrá acceder virtualmente a través de la plataforma zoom. ID de la reunión 968 3635 5635, código de acceso: CCS2020.

El COD invita a la comunidad deportiva del país a participar de este oficio religioso como un homenaje al inolvidable compañero dirigente deportivo profesor Doñé.

Luego de la eucaristía el club Mauricio Báez presentará un documental de la vida del profesor Doñé, quien fuera un dirigente distinguido de ese club situado en el populoso sector de Villa Juana.

Doñé falleció a la edad de 75 años.

En vida fue sub-secretario de Deportes, secretario general del Comité Olímpico Dominicano y presidente de la Federación Dominicana de Ciclismo.

También fue Comisario Internacional del deporte del aro y el pedal.

Era el principal soporte técnico del COD, orientador y asesor de las Federaciones Deportivas Nacionales.
Persona de extrema confianza de altos dirigentes del COD, especialmente de Luisín Mejía.
Luisín consideraba a Doñé como un padre y su principal asesor.

Doñé fue indispensable para salvar situaciones difíciles a lo interno del COD.

El profesor Doñe fue fundador, presidente y asesor del club Mauricio Báez.
Presidió la Fundación Mauricio Báez.

Tenía una fuerte influencia en la organización deportiva de Villa Juana en la que era muy apreciado y se le guardaba un tremendo respeto.

Se le reconoce como uno de los dirigentes que más trabajó para la organización en todos sus aspectos organizativos, disciplinarios y sobre todo en fortalecer la buena conducta.

Doñé fue profesor de la escuela Mauricio Báez y asesor del liceo de los mauricianos. Allí educó a cientos de jóvenes que lo recuerdan con amor y agradecimiento eterno.