Noticia

Comparte

22 septiembre, 2014

Cristian Cruz: “El bloqueo fue la clave del equipo”

SANTO DOMINGO. Tras una actuación  que inició vacilante para la selección quisqueyana de voleibol femenino  en la primera fase de la Copa Panamericana de Voleibol Sub-23, a partir de la segunda ronda el equipo puso las cosas en orden para alzarse con el trofeo de campeonas.

A juicio de Cristian Cruz, asistente de las selecciones juveniles y sub-23 femeninas, el bloqueo constituyó la pieza fundamental para que el sexteto quisqueyano ganara por segunda ocasión seguida la Copa Panamericana de Voleibol celebrada en la ciudad Ica, en Perú.

El seleccionado dominicano superó en el choque final a la representación de Colombia, equipo que le propinó la primera derrota en la ronda regular.

“La clave de la conquista de  nuestra segunda Copa Panamericana de forma consecutiva fue el bloqueo. Siempre estuvo ahí, pero no lo catalizamos de la mejor manera al inicio de los partidos contra Cuba y Colombia en la etapa regular; luego pudimos revertir este aspecto, enfocarnos y conseguir el objetivo.”, expresó Cruz, asistente de las selecciones juvenil y sub-23 femeninas.

Y muestra de tal poderío es que las cinco mejores bloqueadoras del conjunto dominicano quedaron entre las primeras diez del torneo.

Jineiry Martínez,  segunda mejor del certamen, con un promedio de bloqueo por set de 0.91; Gaila González, tercera, con igual resultado; Angélica Hinojosa, quinta mejor, con un 0.74; y Yonkaira Peña y Brayelin Martínez,  novena y décimas, respectivamente, con 0.57.

El bloqueo, como parte del eje del sistema defensivo y el punto de orientación para la defensa dominicana, con un promedio de 3.83 por set, el más alto en ese departamento en el evento internacional.

“Este grupo (el cuerpo técnico) hizo un gran trabajo, encabezado por su dirigente Wagner Pacheco, al igual que las jugadoras”, señaló Cruz, quien agregó: “No era el equipo que le correspondía pelear esta batalla, teníamos un bache con la generación correspondiente a esta categoría e hicimos lo correcto al reemplazarlo con jugadoras sub-18”.

El dirigente deportivo emitió estas consideraciones al ser entrevistado en el acto de distinción que hiciera el Comité Olímpico Dominicano (COD) el pasado jueves al equipo campeón.

En ese sentido, reveló que en la I Copa Panamericana el seleccionado estaba integrado por jugadoras experimentadas, en su mayoría integrantes de la selección superior, de las cuales en esta ocasión solo asistieron dos y el resto provino de las categorías menores.

Consagración de Janeiry Martínez

En este nuevo relevo generacional resplandeció lo que podría ser en el futuro una estrella, que con su capacidad y talento se consagró como la mejor bloqueadora del equipo: Jineiry Martínez, quien a sus 16 años  se ha convertido en una pieza fundamental para el conjunto.

“Fue una experiencia muy gratificante el darme la confianza en momentos tan cruciales del partido. Fue una lucha mental todo el tiempo. Los entrenadores y mi familia estuvieron ahí apoyándome”, sostuvo Martínez.

“Me seguiré preparando y trabajando más en mi confianza. Quiero colocar mi bandera en lo más alto, quiero darle una medalla olímpica a nuestra patria”, siguió diciendo la joven atleta.

Mientras, Cristian Cruz resaltó las condiciones como deportistas de Martínez. “Es una atleta con un potencial increíble, es fundamental en la ofensiva del conjunto. Tiene todas las condiciones para serlo. Estamos trabajando con ella la parte mental, la  presión en los partidos determinantes, creemos en ella y en lo que puede aportar”, dijo Cruz.