Noticia

Comparte

6 abril, 2019

Dominicano Brandone Francis quiere campeonato de la NCAA para los latinos

MINNEAPOLIS (ESPN) – Brandone Francis sabe que tiene una oportunidad única de hacer historia, como pocos latinos pueden soñar en Estados Unidos.

Francis está a dos triunfos de coronarse campeón nacional del basquetbol colegial varonil universitario en el Final Four, que se disputa este fin de semana en Minneapolis, Minnesota.

El movedor de bola enfrentará con su universidad de Texas Tech a la favorita Michigan State en la segunda semifinal del sábado, en el U.S. Bank de los Minnesota Vikings, que está convertido en una gigantesca arena de basquetbol.

“Sí, tengo la oportunidad de representar no sólo a mi República Dominicana, sino a toda Latinoamérica; a los colombianos, puertorriqueños, mexicanos, venezolano… a todos”, dijo Francis este viernes, antes del ultimo entrenamiento de Texas Tech previo a las semifinales. “Es una gran oportunidad que ni siquiera piensas que pueda llegarte cuando ves tan lejos desde tu país este nivel de basquetbol”.

Francis se mudó con su padre a Estados Unidos hace ocho años, sin siquiera hablar inglés.

Al terminar la preparatoria (high school) aceptó la oferta de la Universidad de Florida para jugar basquetbol y estudiar. Era uno de los principales prospectos colegiales en todo el país.

Sin embargo, las cosas se complicaron y después de su primera temporada abandonó Florida.

“Fue difícil, la situación simplemente no funcionó”, recordó Francis. “Llegué a pensar en dejar el basquetbol. Pero mis amigos, algunos incluso que ya están en la NBA me hicieron pensar y la mejor decision que he tomado fue venir a esta escuela”.

Texas Tech dista de ser favorita sobre Michigan State, mucho menos para ganar el campeonato nacional. Está en su primer Final Four, donde nunca se ha coronado un equipo debutante.

Además, enfrentará a la universidad con más experiencia qué hay entre los cuatro equipos que avanzaron a esta fase, incluyendo Virginia y Auburn, que se medirán en la primer semifinal del sábado.

Michigan State esta en su décimo Final Four, octavo del entrenador Tom Izzo, a la búsqueda de su tercer campeonato nacional. Entre los otros tres participantes se combinan para seis apariciones en esta instancia, sin ningún título conseguido.

“Todos los equipos que estamos aquí estamos por una razón”, dijo Francis. “Hay mucho talento aquí y todos sabemos que no será fácil para ninguno. Sabemos que no somos los favoritos, como no hemos sido desde que comenzó la temporada”.

Para Francis, la clave para competir el sábado será evitar los errores.

“Tenemos que asegurar la bola”, dijo. “No podemos tener entregas… Hay que ser eficientes, hay que rebotar, rebotar y rebotas. No podemos jugar a la misma velocidad que juegan ellos. Tenemos que hacerlos jugar al nivel y ritmo de nosotros. Hay que meter tiros, encestar el balón e ir a defender”.

Francis se ha convertido en uno de los mejores ‘Sextos Hombres’ del basquetbol colegial.

Esta temporadas promedia 6.1 puntos, 2.3 rebotes y 1.6 asistencias por partido. Pero más allá de los números, sabe que su trabajo es entrar del banquillo y cambiarle el ritmo a compañeros y rivales.

“Sé que para tener chance de ganar tengo que jugar bien”, señaló. “Tengo que brindar la energía. Tengo que ser el más energético y hacer un poquito de todo”.

El entrenador de Texas Tech, Chris Beard, dijo que Francis es uno de los líderes del equipo dentro y fuera de la cancha, y que su experiencia será vital en las aspiraciones de avanzar al partido de campeonato nacional del próximo lunes.

“Es un jugador de último año que estuvo cinco anos en este nivel”, dijo Beard. “Su experiencia, lectura del juego y entrega han sido fundamentales durante toda la temporada para que lleguemos hasta acá”.

Francis ha vivido contrastes emocionales muy radicales durante la última parte de la temporada.

El guardia de 24 años de edad estaba feliz porque vio a su mamá por vez primera en dos años, ya que asistió al último partido de temporada regular con Texas Tech en Lubbock, Texas.

Su mamá también estará este sábado en el estadio para apoyarlo en la semifinal y, si avanzan, también lo acompañará en el juego por el título nacional.

Sin embargo, el que no estará será su amigo y casi hermano mayor, como él mismo ha llamado al cantante de rap Nipsey Hussle, quien fue asesinado el lunes pasado.

Hussle era amigo cercano del padre de Francis, con quien también trabajó en proyectos musicales. El rapero incluso estuvo unos días antes en la arena, cuando Texas Tech ganó a Gonzaga en la ronda de los ‘Ocho Élite’ acompañando a Brandone Francis.

“La manera de hacer honor a Nip es tratando de ser la mejor persona que puedo ser”, afirmó. “Y tratando de ganarlo todo aquí con base en trabajo y esfuerzo como Nip hizo su vida”.

Noticias más leídas