Noticia

Comparte

6 septiembre, 2013

El COI se lleva los beneficios

En el hotel Hilton de Buenos Aires, donde el sábado se dirime la elección de la sede de los JJOO de 2020, hay guardados tres contratos idénticos pero con una diferencia sustancial: el nombre de los dos potenciales firmantes. Por un lado está el Comité Olímpico Internacional. Por otro, la ciudad organizadora del acontecimiento: Madrid, Tokio o Estambul.

Las cláusulas de ese contrato, según quien ha podido verlo y ha contado a eldiario.es, consagran este pacto: la ciudad pone el dinero, el COI se lleva los ingresos.

“Las arcas del Ayuntamientos ingresan cero euros si organizan los Juegos”, ha contado una persona que tuvo acceso al documento. El COI pasa el texto a las candidatas fechas antes de este congreso para que estén preparadas y lo firmen nada más ser designadas (el 7 de septiembre).

Esa misma fuente resumió así el espíritu del contrato: “Todo para el COJO” (el Comité Organizador de los Juegos). Mientras la ciudad se compromete a invertir lo que sea necesario para infraestructuras, villa olímpica y sedes deportivas (1.500 millones de euros según cálculos de la oficina M2020), el comité recibe, gestiona y administra los ingresos que produce la fiesta olímpica. Y no es poca cosa.

El presupuesto que Madrid 2020 prevé para el COJO es de 2.418 millones de euros. “Todos de ingresos privados”, aseguran en la candidatura. Pero es que las fuentes de ese presupuesto llegan de los patrocinios The Olympic Partner Programme (TOP) (285 millones), la venta de entradas (702 millones), las licencias (89 millones)… El flujo económico directo que generan los Juegos Olímpicos va hacia la organización y el COI.

En las dependencias del COI en la capital argentina, esos contratos ya están preparados. De hecho, el congreso comienza oficialmente el 7 de septiembre. Todo el trajín de delegados y enviados de la candidatura madrileña está en fase de ensayos y entrevistas para arañar votos. Pero, nada más anunciar la sede ganadora (sobre las 22:00 horas del sábado) el alcalde o alcaldesa estampará su firma.

El documento establece que la ciudad sede pone la fiesta y el COI  se lleva el beneficio contante y sonante. “El COI gestiona la retransmisión y los derechos de los nuevos medios de comunicación, así como el programa de patrocinio mundial TOP, los proveedores oficiales y los programas de liicencias”, explica Josep María Puig de la UAB. Además, el COJO, bajo la dirección del COI, coordina los programas de patrocinadores locales y la venta de entradas.

Sin ir más lejos, los enormes derechos de retrasmisión televisiva son coto privado del Comité. Sólo los contratos que se preparan para dos juegos todavía sin celebrar -los rusos de invierno en Sochi 2014 y los de Río de Janeiro en 2016- ya han sumado 3.600 millones de dólares. El COI admite que espera llegar a los 4.000 para cuando las antorchas ardan en los pebeteros.

A su vez, Puig cuenta que si para Barcelona 92 participaron 12 empresas en el patrocinio mundial TOP a 20 millones de dólares cada una, para Atlanta 96 pasaron a ser diez empresas pero con una cuota de 40 millones. 11 empresas se apuntaron a TOP IV para Nagano 98 y Sydney 2000: 500 millones de dólares. Para la dupla Vancouver-Londres, el TOP aglutinó a 11 corporaciones que dieron al COI 957 millones de dólares, según el propio comité.