Noticia

Comparte

18 enero, 2019

Fernando Tatis: “Muchachos probaron su deseo de ganar”

SAN PEDRO DE MACORÍS.– Fue un golpe tras otro. El toro bravío pareció indefenso, anoche, cuando con más intensidad que nunca, brillaron las estrellas sobre el cielo macorisano.

“Esos muchachos probaron su deseo de ganar. Salieron a ganar”, manifestó este jueves Fernando Tatis, el manager de las Estrellas Orientales, después de ver a su equipo aplastar a los Toros del Este (13-1), en el primer juego de la Serie Final, en el torneo de béisbol profesional dominicano.

Tatis alineó a los bateadores de las Estrellas, de una sorpresiva manera para la masacre contra los rumiantes de La Romana, en el Juego 1 de la serie, la cual está pactada a un 9-5.

“Hasta nuestro gerente general (José Mallén Calac) se sorprendió y me dijo: “¡Wao, Yasmany Tomás de octavo bateador!”, observó Tatis. “Solo le dije: cuando ves que eso pasa, que tienes un bateador de .350 bateando octavo, es porque tienes un gran line-up”, comentó.

Tomás, el poderoso bateador con experiencia exitosa en las Grandes Ligas, bateó .343 en el Round Robin, la etapa anterior del torneo, en la cual actuó en 9 de los 18 juegos de las Estrellas, equipo al cual se unió cuando ya estaba iniciada esa fase semifinal del campeonato.

El jugador, quien pegó 31 jonrones en las Grandes Ligas en una época tan reciente como el año 2016 y antes que lesiones físicas afectaran su juego por dos años, bateó anoche de 3-1 y anotó una carrera.

Tatis explicó que con Tomás de octavo en su alineación tiene a un bateador que puede producir en la parte baja de su alineación en un nivel óptimo y observó que a los bateadores de esa parte de la alineación “les llegan muchas oportunidades de producir en beneficio de su equipo”.

“Él puede producir en cualquier parte de la alineación”, apostilló Tatis, al referirse a la capacidad de Tomás, al tiempo de observar que con el grupo de bateadores con el cual él, como manager, cuenta, y ahora que al mismo se le agregó el venezolano Daniel Mayora; él puede darse, lo que consideró, el lujo de colocar a Tomás como su octavo bateador.

“Ese muchacho, Mayora, batea. Ha bateado en todas partes. Es un buen bateador. Hay que serlo para batear .298 de por mi vida, el que creo es su promedio”, observó sobre el bateador, quien en efecto batea .298 de por vida, en lo que en Estados Unidos llaman ligas extranjeras, y .292 en las Ligas Menores de los Estados Unidos.

Mayora, reclutado en el sorteo de los equipos eliminados en el Round Robin, procedente de los Leones del Escogido, bateó anoche séptimo en la alineación de las Estrellas.

El derecho venezolano conectó de 2-2, con dos bases por bolas recibidas. Anotó tres carreras y remolcó una. A la defensiva jugó en la tercera base.

“Estábamos buscando bateo en esa posición (la tercera base). Y él nos puede dar eso”, agregó Tatis, a manera de explicación sobre el reclutamiento de Mayora.

Pegaron 11 incogibles

Las Estrellas acompañaron sus 13 carreras, con 13 imparables, entre los cuales se incluyó un cuadrangular de tres carreras de Junior Lake, para coronar un rally de cuatro carreras en la quinta entrada, después haber fabricado uno de cinco vueltas en la tercera entrada. También hicieron un rally de cuatro carreras en la séptima entrada.

“Conecté a una recta alta. Sabía que la pelota iría lejos, que yo había hecho un buen contacto”, comentó Lake sobre su estocada, un batazo entre los bosques central e izquierdo, a un envío del relevista Francisco Jiménez.

Lake fue el bateador más productivo del medio de la alineación (bateó quinto) de las Estrellas anoche, cuando no obstante su jonrón de tres carreras, no fue el hombre que lideró la estampida de los “paquidermos” sobre los Toros.

Ese bateador más productivo fue el noveno de la alineación: José Sirí, el centrocampista de las Estrellas (Sirí) estuvo perfecto en el plato anoche, cuando ligó de 4-4, incluido un doble, remolcó dos carreras, anotó otras dos y se robó una base.

“Gracias a Dios pude hacer buenos contactos”, señaló Sirí, quien observó que no esperaba que las Estrellas tuvieran una ofensiva como la de anoche.

No obstante observó que la misma es fruto del trabajo de preparación que han venido haciendo, él y sus compañeros, y de mantenerse enfocados en una meta: ganar el torneo.

“Esos muchachos están en eso: en ganar el torneo”, dijo el manager Tatis.

El Juego 2 de la Final del torneo de béisbol profesional dominicano será este viernes (7:30 p.m.), en el Estadio Francisco Micheli, de La Romana, el llamado Corral de los Toros, donde parece que llegaron anoche bastante golpeados: fueron arrollados por una estampida de “elefantes”.

Noticias más leídas