Noticia

Comparte

19 mayo, 2019

Gary Sánchez retoma su lugar dentro de los Yankees

MLB. Antes de que Aaron Judge bateara 52 jonrones en el 2017, había un joven receptor dominicano llamado Gary Sánchez, que en realidad fue el primer producto de esta nueva generación de nuevos cañonero Yankees. Sánchez llegó a las Grandes Ligas en el 2016y bateó 21 jonrones en sus primeros 51 juegos. Y no sólo eran los bambinazos.

Sánchez también sacaba corredores en las bases y en el final de aquel verano en Yankee Stadium, era él quien lucía como el bateador más impresionante salido de granja de los Yankees desde Mickey Mantle. Pero luego apareció Judge con sus propios bambinazos y además los del Bronx firmaron a Stanton. Finalmente, las lesiones atacaron a Sánchez y defender la receptoría ya no era tan fácil.

No es que la gente se olvidó de Gary Sánchez, porque cuando estaba en el terreno todavía podía mandar bolas muy lejos. Pero ya no era el centro de atención.

Sánchez tuvo que empezar de cero esta temporada cuando se convirtió en un Yankee más en la lista de lesionados, a donde entró en abril, con un tirón de pantorrilla. Pero ya tiene 12 jonrones en 29 juegos y con el que pegó el viernes ante los Rays mandó a los suyos al primer lugar de su división. Esto no es ninguna sorpresa. Así de talentoso es. Pero lo que sigue haciendo Sánchez es tan histórico como cuando empezó a largar bambinazos en el 2016.

Gary Sánchez bateó 83 jonrones en los primeros 292 juegos de su carrera en las Mayores. De acuerdo al Elias Sports Bureau, el único jugador en dar más vuelacercas en sus primeros 292 encuentros es Ryan Howard, que bateó 86 para los Filis. Bob Horner también dio 83 en sus primeros 292. Aaron Judge sacó 82.

Eso es lo que ha estado haciendo Sánchez, y como receptor, así nadie lo vaya a recordar como el segundo Johnny Bench detrás del plato. Dentro de no mucho tiempo, si lo acompaña la buena salud, Sánchez será uno de los más rápidos en arribar a 100 cuadrangulares, de la misma forma que fue el más veloz en llegar a 20.

Judge está lesionado (oblicuo) y ahora ha dicho que quizás no esté totalmente sano todo el año. Por más que hayan héroes inesperados como el colombiano Giovanny Urshela, los Yankees necesitan a Sánchez en el medio del lineup y soltando cañonazos.

Sánchez hace ver las cosas fáciles cuando la bola sale de su bate a toda velocidad. Pero es bueno recordar de vez en cuando que se trata de un muchacho de La Victoria, allá en la República Dominicana, al que el estrellato lo encontró muy rápido, nada más y nada menos que con los Yankees de Nueva York. Hay cosas más importantes al momento de evaluar a un pelotero que la velocidad de salida y las analíticas.

Sánchez se presentó dando muchos jonrones. Y si sigue sano, dará muchos más. Los fanáticos de los Yankees han hablado mucho de los “Baby Bombers” en los últimos dos años. Que no olviden que Sánchez fue el primero.

Noticias más leídas