Noticia

Comparte

22 diciembre, 2020

Halterofilia Colombia no estará en Tokio 2020 después de la suspensión del trío

INSIDE THE GAMES.- Las posibilidades de Colombia de enviar un equipo de levantamiento de pesas a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 penden de un hilo después de que tres de sus atletas fueran prohibidos por dopaje.

La nación de levantamiento de pesas más fuerte de América Latina planeaba enviar el equipo máximo de ocho, todos los cuales habrían tenido oportunidades de medalla en Tokio.

Pero ahora Colombia es susceptible de ser prohibida por dos razones.

Se enfrenta a una suspensión de hasta cuatro años por tener tres o más infracciones de dopaje en un año calendario.

Bajo las reglas antidopaje de la Federación Internacional de Halterofilia (IWF), la Federación Colombiana de Halterofilia (CWF) también podría recibir una multa de hasta $ 50,000 (£ 37,000 / € 41,000) por esa ofensa.

Como las tres infracciones por dopaje ocurrieron dentro del período de clasificación olímpica, Colombia también enfrenta una prohibición total de los Juegos según las reglas de clasificación de Tokio 2020.

Los casos de dopaje han llevado a la destitución del entrenador de la selección, Oswaldo Ospina, según informes de prensa.

La única esperanza de Colombia es apelar a la Corte de Arbitraje del Deporte, un curso de acción que está considerando, según los informes de Colombia.

Todos los atletas prohibidos habían sido suspendidos provisionalmente en febrero después de dar positivo por el esteroide anabólico boldenona, que a menudo se vende bajo la marca Equipoise.

La IWF no ha hecho públicos los detalles de la decisión final, pero las prohibiciones de cuatro años han sido confirmadas en los informes de los medios de comunicación en Colombia y por los comentarios de William Peña, presidente de la CWF.

Los atletas son Ana Iris Segura, medallista de plata de los Juegos Panamericanos que estuvo bien ubicada en la clasificación de Tokio con 49 kilogramos, Yenny Sinisterra, medallista de plata en el Campeonato Mundial Juvenil IWF 2019 de 55 kg, y Juan Solís, quien también ganó un Mundial Juvenil. plata el año pasado con 81 kg.

Peña dijo que los argumentos basados ​​en la ciencia se habían perdido y que la única opción de los atletas ahora era demostrar que no se habían dopado a sabiendas.

A un tenista colombiano, el mejor clasificado en dobles, Robert Farah, se le permitió seguir jugando después de dar positivo por boldenona, que es ampliamente utilizada por veterinarios y se encuentra comúnmente en la carne de res colombiana.

Farah, campeón de Wimbledon, fue suspendido provisionalmente en enero.

En un mes convenció a la Federación Internacional de Tenis, con la ayuda del departamento de agricultura del estado de Colombia y un supermercado que vendía carne de res a su madre, de que la boldenona debía haber entrado en su sistema a través de una comida que su madre le preparaba.

Dos ciclistas de alto nivel de Colombia han sido suspendidos después de dar positivo por boldenona, el campeón mundial de keirin Fabián Puerta en 2018 y José Amador, quien está impugnando su caso, el año pasado.

Desde 2013, siete levantadores de pesas colombianos, incluidos los tres recién suspendidos, han sido prohibidos por dopaje, cada uno de ellos después de dar positivo por boldenona.

Cinco de los siete tenían 19 o 20 años en el momento de los delitos.

En los últimos 10 años, otras seis naciones latinoamericanas han tenido levantadores de pesas con resultados positivos para boldenona.

Peña dijo en entrevistas con los medios de Colombia que los tres levantadores podrían aceptar las prohibiciones de cuatro años o intentar demostrar su inocencia, “pero si pierden, la pena podría ser peor”.

Peña no respondió a un mensaje desde dentro de los juegos pero en una entrevista radial dijo que la CWF se defendería para “erradicar cualquier sospecha entre los organismos internacionales de que en Colombia los deportistas están consumiendo drogas con el apoyo de la federación”.

Reconoció que a Colombia se le podría prohibir la entrada a Tokio de dos maneras, destacó que la federación lucha contra el dopaje y dijo que se analizará “la situación de los entrenadores y colaboradores de halterofilia” que trabajan en el país.

Si los casos en curso de otras naciones con problemas similares de delitos múltiples se cierran dentro de los próximos seis meses, la lista de países prohibidos en Tokio podría aumentar a siete: Tailandia, Egipto, Malasia, Colombia, Rusia, Vietnam y Rumania.

El caso de Rusia es diferente a los demás, ya que los delitos se cometieron hace varios años, pero se han abordado más recientemente.